"The Rat", Haruki Murakami







Os voy a dar un consejo gratis. 
Como se suele decir, los consejos son incómodos de escuchar (leer), pero beneficiosos de seguir. (Esta frase la acabo de leer en "Cuentos de cabecera" de Osamu Dazai, un autor del que sólo había leído "Ocho escenas de Tokio" y que he redescubierto gracias al magnifico y muy recomendable "El Japón de Murakami" de Carlos Rubio).
A lo que iba, el consejo:
Si aún no habéis leído estas cuatro novelas de Haruki Murakami y tenéis intención de hacerlo, que sea en este orden: Escucha La Canción Del Viento, Pinball 1973, La Caza del Carnero Salvaje y por último Baila, baila, baila.
Ahora bien, si ya las habéis leído, lo más probable es que no haya sido en este orden, así que os recomiendo leerlas otra vez todas del tirón. YO HE DISFRUTADO COMO NUNCA.


Febrero 2016, segunda lectura de Baila, baila, baila:


Bien, he empezado el año leyendo "Escucha La Canción Del Viento y Pinball 1973", las dos primeras novelas de Haruki Murakami y que por fin han aparecido en español. Sigo sin comprender porque era tan reacio el autor a que se publicaran. Son muy importantes para mí porque son la génesis del universo murakamiano, y, por supuesto, porque son la primera y segunda parte de la serie "The Rat" (aquí traducida a veces como "Ratón" y otras como "El Rata", tenemos problemas también con la traducción del nombre del gato, en unas es "Boquerón" y en otras "Sardina", así como con el nombre del camarero chino que regenta el bar, Yei o Jay dependiendo del traductor).
Me he visto obligado a leer toda la serie, releyendo "La Caza del Carnero Salvaje" por tercera vez y "Baila, baila, baila" por segunda. He de deciros una cosa, leerlas por separado y en distinto orden no es lo mismo. He disfrutado mucho, hasta el punto de mejorar la valoración que había hecho de cada una de ellas y votar por el conjunto, al que doy cinco estrellas. 
En mi opinión creo que debería aparecer una edición de las cuatro novelas en un sólo volumen. Debería titularse "El Rata". Deberían revisarse y corregir ciertos fallos tanto de traducción como de documentación. Y debería encargarse sólo una persona de esa traducción, alguien como Lourdes Porta.
A Murakami le voy a perdonar todo. Me ha dado tantas horas de sosiego, entretenimiento, en fin, lo que pido a esos momentos que destino a la lectura, que no puedo castigarle aunque cometa algún error flagrante. 
El narrador y protagonista de la historia, que empieza con "Escucha La Canción Del Viento", sigue con "Pinball 1973", continúa con "La Caza del Carnero Salvaje", y que no puedo decir que termina con "Baila, baila, baila", porque seguramente es el mismo que encontramos en muchas otras novelas posteriores de Murakami en las que el narrador no tiene nombre (ahora no voy a leerme toda sus novelas de nuevo para averiguarlo, pero seguro que volveré a ellas en algún momento); nos lleva de viaje no sólo por Japón y su cultura, no sólo nos da a conocer discos de jazz y recetas culinarias, sino que también nos conduce por oscuros pasadizos, por lo más profundo de nuestra intimidad, por anhelos y frustraciones que nos hacemos propias, por esos sentimientos que aletargados hacía tiempo que no recorríamos.

- Ya es de día - susurré.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentarios recientes

ir arriba