Antología de paso, de Enrique Lihn

Gracias a Roberto Bolaño, a su ensayos y novelas, he descubierto a otros escritores, muchos de ellos poetas. Por ejemplo, su gran amigo Mario Santiago Papasquiaro, cuyo verdadero nombre era José Alfredo Zendejas Pineda (México, D. F., 25 de diciembre de 1953 - 10 de enero de 1998), fundador del movimiento infrarrealista junto a Roberto Bolaño y al que muchos conocimos en la novela "Los Detectives Salvajes" como Ulises Lima.
Me he interesado por el chileno Nicanor Parra, que para Bolaño era el mejor poeta vivo en lengua española y, también, por otro compatriota chileno, Enrique Lihn del que elogió su obra.
De éste último estoy leyendo "Antología de Paso", un pequeño poemario de 74 páginas que reúne cronológicamente los distintos formatos en que Lihn ejerció la poesía. Se revisa por completo su obra poética, incluyendo algunos poemas publicados por primera vez en esta edición y que datan de 1952.
Podemos leer en el breve pero magnífico prólogo a cargo de Roberto Merino y Matías Rivas, que en su poesía hay un modelo de fondo que le proporciona a las palabras el aliento vital: la relación entre viaje y memoria estampada en la escritura como señal equívoca de la realidad.
Nos encontramos ante un poeta sarcástico, contradictorio y con un gran sentido del humor. También leemos en el prólogo que estos poemas son una muestra irrefutable de que Lihn fue siempre en la escritura, dueño y señor del conjunto de sus propias incertidumbres, según la definición de estilo que él mismo se adjudicó.
Debo decir que los poemas que he leído hasta el momento me han llevado a episodios de mi infancia y adolescencia, a mis primeras relaciones sexuales, a sensaciones que había olvidado; he leído sentencias que haría mías: "Y habrá pasado todo ese futuro que sólo fue un instante de tiempo reunido durante nuestro encuentro, habrá pasado lo que nunca llegara a suceder, eso que, sin embargo, como un eje a sus ruedas nos reúne, fundiendo nuestros viajes paralelos..."
He leído aquello que quisimos oír cuando éramos inexpertos amantes adolescentes y que nos gusta pensar que así nos recuerdan: "¿Qué esperas para entrar? Han pasado los años pero odio todavía tu bello titubeo. No he podido olvidarte. Estoy desnuda".

De wikipedia: Enrique Lihn Carrasco falleció en Santiago de Chile el 10 de julio de 1988, víctima de cáncer. Hasta el último momento de su vida estuvo escribiendo. Su libro Diario de muerte (1989) fue publicado, por encargo suyo, por sus amigos Pedro Lastra y Adriana Valdés, quienes reunieron, transcribieron y ordenaron los poemas que dejó al morir. El título fue puesto por él mismo en el cuaderno donde los reunió.

Precisamente el poema que más me ha gustado pertenece a "Diario de muerte", uno de los últimos que escribió:

"Hay sólo dos países"

Hay sólo dos países: el de los sanos y el de 
                                                   los enfermos
por un tiempo se puede gozar de doble

                                                 nacionalidad
pero, a la larga, eso no tiene sentido
Duele separarse, poco a poco, de los sanos a

                                                             quienes
seguiremos unidos, hasta la muerte
separadamente unidos
Con los enfermos cabe una creciente

                                                   complicidad
que en nada se parece a la amistad o el amor
(esas mitologías que dan sus últimos frutos 

a unos pasos del hacha)
Empezamos a enviar y recibir mensajes de

                nuestros verdaderos conciudadanos
una palabra de aliento
un folleto sobre el cáncer.





8 comentarios :

  1. Hola Jordi,

    Pues me alegro de que alguien se haya decidido por fin a publicar una reseña de un libro de poesía, género tan dejado de la mano de la inmensa mayoría de blogueros. Me ha pasado como a ti, gracias a Bolaño he descubierto a Lihn aunque quiero encontrar algún libro, es difícil, con mucho esfuerzo me hice el otro día con un librito de Cátedra, una pequeña antología de Nicanor Parra. Estos detectives, Belano, Lima, tanto como casos, investigaron tanta poesía de tantos lugares del mundo. Es algo que me encanta de la obra de Bolaño, esa generosidad al compartir ese plantel de autores. En "Estrella distante" encontré maravillas. Siempre ando leyendo poesía, la combino con la prosa, no soy muy capaz de leer de seguido un poemario.Me encanta y por cierto ¿estabas leyendo a Dickinson no? Una de mis favoritas, ya me contarás. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José, muchas gracias.
      Es cierto, Bolaño era un tipo generoso, nos recomendaba qué leer y qué no. jjejeje
      Sí, estoy aún con Dickinson, como tú combino poesía con prosa, también ensayo. Emily me está gustando mucho, aunque reconozco que me pierdo parte del mensaje por mis pocos conocimientos de ciertas mitologías y religiones.
      Pero hay algunos de una vigencia brutal que me hacen gritar FUCK una vez los he terminado de leer dos y tres veces de tanto que me gustan.

      Un enorme abrazo

      Eliminar
  2. Nunca dejará de maravillarme lo bien que utilizas las palabras y todo tu bagaje literario. Tienes mucho que enseñar. Me encantó tu escrito, aunque seguramente no esté capacitada para entenderlo todo, pero me quedo con las sensaciones. El poema, muy oportuno teniendo en cuenta que este domingo el tema de "La Marató" fue el cáncer (por cierto,me siento muy orgullosa cuando la gente se implica en causas humanas...Gracias a todos los que colaboraron)y porque hoy hemos recibido una mala noticia de Tito Vilanova. Reconozco que se me han escapado unas lágrimas. Todo mi apoyo a él y a todas las personas que pasan dolor o miedo. Igual me he desmarchado del tema, pero para acabar copio una felicitación que me llegó hace días de la "Fundació d'Esclerosi Múltiple":

    "No perdo l'ànim perquè cada intent fallit que deixo enrere és un nou pas endavant".

    ¡Felices Fiestas y SALUT!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eva, pero a decir verdad mucho de lo escrito aquí pertenece al libro que reseño.
      Y sí, el poema es oportuno, lo leí por la mañana y ya tenía intención de compartirlo, y ya al mediodía al enterarme de la recaída de Tito Vilanova fue cuando me decidí.
      Yo también me siento orgulloso de que la gente se implique en causas humanas, en mi caso además estoy agradecido.

      Felices Fiestas

      Eliminar
  3. Desconocía quién era el álter ego de Ulises Lima. Lo que me pude reír con el encuentro de Octavio Paz con ese hombre que siempre hacía el mismo recorrido en el parque. Casi te diría que me gusto más que Belano o al menos lo dejo en tablas.

    Y soy pecador y admito sin rubor que no leo mucha poesía actualmente, pero en un tiempo no muy lejano ... cuando era un jovenzuelo hice mis pinitos y quiero aportar mi granito de arena a la poesía chilena con el nombre de Vicente Huidobro.
    Es lo más cercano que he estado al orgasmo leyendo un texto lírico, "altazor" era el nombre de la obra.
    Te juro Jordi que sustantivos y adjetivos hacían el amor!!!!
    No se porqué lo he dejado.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandro, cómo me gusta que nombres a Huidobro, otro de los que quiero leer más a fondo. De él sólo he leído un par de poemas en alguna recopilación. Uno de ellos viene muy bien para ilustrar lo que comentas sobre los adjetivos y sustantivos haciendo el amor:

      ARTE POÉTICA

      Que el verso sea como una llave
      Que abra mil puertas.
      Una hoja cae; algo pasa volando;
      Cuanto miren los ojos creado sea,
      Y el alma del oyente quede temblando.

      Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
      El adjetivo, cuando no da vida, mata.

      Estamos en el ciclo de los nervios.
      El músculo cuelga,
      Como recuerdo, en los museos;
      Mas no por eso tenemos menos fuerza:
      El vigor verdadero
      Reside en la cabeza.

      Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
      Hacedla florecer en el poema ;

      Sólo para nosotros
      Viven todas las cosas bajo el Sol.

      El Poeta es un pequeño Dios.

      Eliminar
  4. Buenos días Jordi. A mí me pasa como a Alejandro; el balance del año lector me lleva a admitir que acumulo un grave déficit poético. Creo que este año me he dedicado más a los relatos cortos, así que para 2013 dedicaré mis esfuerzos a la lectura de poesía. No obstante, también debo confesar que el único texto que he pedido para esta Navidad fue "El libro del desasosiego", la obra maestra de mi poeta de cabecera. Por otra parte, decirte que me sorprendió el poema que has elegido..me parece brutal y, a la vez, una reflexión de una lucidez apabullante. Gracias por compartirlo; seguramente no hay una mejor tarjeta de visita para aquellos que veneran el realismo crudo.

    Ya hablando de otros temas y dejándome llevar por el espíritu navideño, no quería dejar pasar la oportunidad de desearte(os) unas muy felices fiestas y un año de 2013 con todo lo mejor que la vida tiene para ofrecernos. Muchas gracias por estar ahí. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo "El libro del desasosiego" en standby... ;) Hace tiempo lo empecé, me estaba gustando pero paré... es muy bello pero al mismo tiempo creo que debe dosificarse y no leer de una sentada. En breve lo retomaré y lo comentamos. De Pessoa no he leído muchos poemas, también le dedicaré esfuerzos que, espero, sean placenteros.

      Felices Fiestas

      Eliminar

Comentarios recientes

ir arriba