#10. Discos Revisitados / Talking Heads "Little Creatures"


David Byrne, Tina Weymouth, Chris Frantz y Jerry Harrison, es decir Talking Heads, grabaron ocho discos de estudio: Talking Heads: 77 (1977), More Songs About Buildings And Food (1978), Fear Of Music (1979), Remain in Light (1980), Speaking In Tongues (1983), Little Creatures (1985), True Stories (1986) y Naked (1988).
Siento cierta predilección por sus discos en directo, sobre todo por The Name of this Band is Talking Heads (1982).
Aunque Stop Making Sense (1984) lo habré escuchado en vinilo, desde los dieciséis años, más de trescientas veces; eso hasta que salió la versión completa en CD en 1999 en el que se incluían todas las canciones tal y como aparecían en la película/concierto dirigida por Jonathan Demme, en lugar de las nueve canciones del LP. Pero recientemente adquirí The Name of this Band is Talking Heads y ya es mi disco en directo favorito de todos los tiempos. Una grabación donde la esencia de la banda -experimentación, la complicidad entre los músicos, diversión, vehemencia y vitalidad- se hace evidente en todas y cada una de las treinta y cuatro canciones que componen la última reedición del álbum. Pero como digo, aunque me gustan más sus discos de conciertos, he decidido dedicar este discos revisitados número 10 al más normal de entre todos los grabados en estudio de la banda más difícil de definir en cuanto a estilo musical se refiere. Y es que Talking Heads combinando diferentes estilos musicales como el punk, new wave, avantgarde, funk, rock o world music consiguieron un sonido que los hizo únicos; fueron y son una gran influencia para infinidad de grupos: XTC, Franz Ferdinand, MGMT, The Strokes, Arcade Fire, pero sobre todo para Clap your Hands say Yeah.
He querido revisitar este disco no porque considere que sea su mejor trabajo o el más completo, sino porque todas las canciones me despiertan buen rollo. De hecho, hasta hace muy poco, las canciones de Talking Heads siempre las escuché sueltas, es decir, en recopilatorios o en directos. Por desgracia ninguna de las canciones de los tres últimos discos (Little Creatures, True Stories y Naked) han sido tocadas jamás en directo por la banda. Después de la gira Stop Making Sense no hicieron concierto alguno -aunque sí grabaron esos tres discos- hasta el breve reencuentro el 18 de marzo del 2002 cuando ingresaron en el  Rock and Roll Hall of Fame y tocaron en vivo sólo cuatro temas: "Psycho Killer", "Life During Wartime", "Burning Down the House" y "Take me to the River". 
En 1985, después de Stop Making Sense, sale a la venta Little Creatures, su sexto disco de estudio. Nueve canciones en la edición original y doce en la reedición remasterizada (se añaden Road to Nowhere y And She Was en sus versiones primerizas y una versión extendida de Television Man). Por alguna razón (se rumoreó que David Byrne se cansó de la imagen que tenían de él y de que lo considerasen un freak) hay un cambio en el sonido del grupo. Es decir, graban un disco de lo que ellos denominan una banda básica normal; rock americano con algo de country, sin cajas de ritmos ni coros, un estilo más comercial si se quiere etiquetar así, pero que no convierte a éste en un disco menor de la banda.

1. And She Was es el tema que lo abre (fue el tercer y último single de Little Creatures) y a mí siempre me ha parecido un himno pop, lo he pinchado en muchas de mis sesiones de DJ, lo he bailado, cantado y aún lo sigo disfrutando. La letra va sobre una mujer que puede volar:
Adquirió una altura agradable / Se movía en todas direcciones / El mundo se movía / Y Ella estaba allí con él...
Es como uno de esos sueños que muchos hemos tenido en el que sabemos volar.
Todo el disco parece onírico y, según cuentan, David Byrne escribió Little Creatures basándose en un sueño que tuvo. Acababa de hacer el amor y se despertó con pequeñas criaturas por encima de su cuerpo, como Gulliver en la novela de Jonathan Swift. No eran parecidos a insectos o bichos raros, eran criaturas reales, pequeñas criaturas. Esto me hace recordar a la little people de 1Q84 de Haruki Murakami. Talking Heads aparecen mencionados en un par de obras del escritor japonés y se sabe que es uno de sus grupos favoritos de rock, así que tal vez, conjeturo, la little people podría ser una pequeña aportación del grupo al submundo creado por Murakami. 

En la contraportada del disco los componentes del grupo aparecen ataviados con la extravagante ropa que vestían las pequeñas criaturas en el sueño de David Byrne. 


El segundo corte del disco es 2. Give Me Back My Name y mantiene, a mi parecer, un sonido atmosférico parecido al aclamado Remain In Light (el disco mejor valorado de la banda): Devuélveme mi nombre / Devuélveme mi nombre / Algo ha cambiado en mi vida / Algo ha cambiado en mi vida / Algo debe ser devuelto a nosotros / Algo tiene que me hizo volver a nosotros.

3. Creatures of Love, el tercer tema, es el que tiene ese sonido algo country que mencionaba antes:
Una mujer hizo a un hombre / Un hombre hizo una casa / Y cuando se ponen juntos / Todas las criaturas salen / Bueno, he visto el sexo y creo que está bien / Que hace que esas criaturas se acerquen a la vida / Puedo reír o puedo alejarme / Somos criaturas, criaturas de amor / Del sueño de la razón, nace la vida / Un hombre puede conducir un coche / Y una mujer puede ser un jefe / Soy un mono y una flor / Soy todo al mismo tiempo.

Antes de And She Was fue single 4. The Lady Don’t Mind, una magnifica canción pop que yo recuerdo especialmente porque aparecia en un recopilatorio de éxitos: el primero de la saga BOOM (1985) al lado de David Bowie y Pat Metheny - This Is Not America, Ivan - Baila, Hombres G - Devuélveme a mi chica, Katrina and the Waves - Walking on Sunshine, Video Kids y los pájaros carpinteros del espacio, Miguel Bosé - Amante Bandido, El Africano - Georgie Dann, Tarzan Boy - Baltimora o la grandiosa Ni Tú Ni Nadie de Alaska y Dinarama, entre muchos otros. Con esto quiero decir que Talking Heads, en nuestro país, en ese año y con ese single, fueron bastante reconocidos:
Ella dice que el amor no es lo que busca, y todo el mundo lo sabe. Cada vez que se mira en el espejo, permite mostrar sus sentimientos.

5. Perfect World tiene una melodía pegadiza y es perfecta para evocar una tarde soleada desde el sofá de tu casa en un día gris: Y ella dijo: “Este mundo es perfecto. Bajo por una pendiente. Te miro a la cara. Y tú fotografiarás la mía.” Alguien dijo que eso pasa en todo el mundo. Y yo creo que es verdad. Y el sol se alza, y nosotros hacemos todas las cosas que debemos. ¿Es que no todos los de aquí creen en las cosas que hacemos?

El sexto tema, 6. Stay Up Late, es un típico hit de la banda parecido a otros de discos anteriores. La letra es bastante extraña, una canguro quiere mantener despierto al bebé que tiene a su cargo: Ahí está. Profundamente dormido. Él es justo. Un juguete pequeño. ¿Por qué no despertarlo? Lindo. Lindo. Pequeño bebé. Poco pipí. Dedos de los pies pequeños.

Con 7. Walk It Down en algunos momentos me parece oír a Pink Floyd, pero la voz de Byrne me devuelve a la realidad y la letra todavía más: Yo...yo...yo...yo... enciendo la radio / Mentiras, mentiras y propaganda / Yo... voy a decir lo que necesito / La vida, la vida, sin renunciar / Unión... el éxtasis es lo que necesito / Yo tengo el tuyo y tú el mío / Y puedo nadar, pero debo volar.

Una de mis favoritas del disco es 8. Television Man, en directo hubiese sonado genial con esos coros “na na na na na” que parecen escritos expresamente para que el público responda a viva voz con otro “na na na na na”. Es otra de las canciones que consiguen hacerme sonreír:
Miro y sueño por primera vez / Estoy dentro y fuera al mismo tiempo / Y todo es real / ¿Me gusta lo que siento? / El mundo se estrella en mi cuarto de estar / La televisión me hace ser lo que soy / A la gente le gusta bajar la televisión / Pero somos buenos amigos / Soy un hombre televisión.

El segundo single fue la canción 9. Road to Nowhere, la que cierra el disco original, y es otra de las canciones que he pinchado, sobre todo en la radio, en muchas ocasiones. Transmite buen rollo, es una canción feliz aunque habla de un camino que no lleva ninguna parte:
En mi imaginación hay una ciudad, ven y da ese paseo, y está bien. Y está muy lejos, pero crece día a día, y está bien. ¿Te gustaría venir? Puedes ayudarme a cantar esta canción y está bien. Ellos pueden decirte qué hacer, pero se reirán de ti, y está bien. Estamos en un camino a ninguna parte.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentarios recientes

ir arriba