La lluvia cae sobre el suelo gris...

Y en esas estamos, escuchando en mi plato giradiscos a The Smiths en un día de lluvia. Las dos cosas, The Smiths y la lluvia, me han recordado la canción de Duncan Dhu esos ojos negros:

la lluvia cae sobre el suelo gris
el tiempo pasa y no puedo reír
la noche es larga mi voz amarga
hoy he visto despertar el sol
y tus pupilas brillarán
pero espera descuida
y ya verás
los buenos tiempos
volverán
pero espera descuida
que ya vendrán
la lluvia los devolverá

Creo sinceramente que es un tema muy optimista. A veces necesitamos escuchar a Morrissey aunque estemos muy tristes y no siempre una canción de esas características nos va a deprimir, puede suceder todo lo contrario. Duncan Dhu tenían mucho de Morrissey. Erentxun y Morrissey. Los dos me vienen a la mente cuando llueve, aunque últimamente gana puntos Ian Curtis. Ayer Marta decía que escuchaba a Antony and the Johnsons, una opción muy acertada también.
Y en esas estamos; ser positivo y ante todo pragmático.
Vengo de dar un paseo provechoso a resguardo de la lluvia con un paraguas maltrecho. Pasear no sólo me ayuda a ponerme en forma físicamente. He tenido dos conversaciones muy interesantes. Las dos me ayudan psicológicamente pero, además, una de ellas da para escribir un relato. Me he sentido como si fuese el protagonista de una novela de Paul Auster. Hay días que las casualidades se amontonan de tal modo que dan paso a un universo paralelo. Muy lost, muy Mark Oliver Everett.
Y en esas estamos, sin perder tiempo en cosas que no merecen la pena, And heaven knows I'm not miserable now.

4 comentarios :

  1. A los Smiths hay que volver siempre cada cierto tiempo. Es impepinable ;-)

    Una abraçada, noi.

    ResponderEliminar
  2. Y volvemos, sin dudar. Una abraçada!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/2/10 20:41

    "Vengo de dar un paseo provechoso a resguardo de la lluvia con un paraguas maltrecho" m'encanta aquesta frase, saps per què? Perquè mentre l'estava llegint de seguida t'he imaginat sota la pluja, caminant a poc a poc tot i el mal temps, amb la gorra, la jaqueta verda, bé crec que era verda... anaves sol i aferraves el paraigües com si fes molt vent, però el vent no bufava, no en feia gent de fet. Era una imatge especial, perquè tot i ser molt grisa en absolut m'ha inspirat tristesa sinó tot el contrari, estaves serè i tranquil, ha set molt bonic. M'agrada quan una cosa em sorprèn i m'ha sorprès la sensació que he tingut quan l'he llegit.

    Una abraçada

    Marta

    ResponderEliminar
  4. Marta! per fi un comentari al blog ;-) Moltes gràcies. Em fa molta il·lusió, ja ho saps. És genial que sentis això només amb una frase. Tot és més o menys com ho has descrit amb l'excepció de la jaqueta que ara és una parka i de color negre... però com ho havies de saber!
    He canviat la manera de publicar comentaris. A veure si ara és menys complicat.
    Una abraçada

    ResponderEliminar

Comentarios recientes

ir arriba