El celacanto

03/05/2007

El anciano me mira con sus abatidos y antiguos ojos escudriñando en el fondo de mi alma. Es un pescador y su cara y sus manos están agrietadas por tantos años de exposición al sol y a la humedad. En el mar hay un islote de forma cónica rodeado por una niebla espesa. He llegado desde el bosque huyendo de unos bandoleros. Me sorprende la facilidad con la que me he librado de ellos. El pescador dirige su vista ahora al mar. Saca lentamente pero con firmeza un pez enorme que parece un celacanto.

Me dedica media sonrisa y sentencia –la vida es tan corta que uno sólo planea la confortabilidad de un futuro no muy lejano olvidando por completo vivir y disfrutar del presente- luego miro a mi alrededor; guijarros, el mar, el islote y unas nubes negras que anuncian una inminente tormenta. Mi radio despertador, como cada día, me despierta anunciándome la hora y la previsión del tiempo.


Escuchando; Arcade Fire-Wake up

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentarios recientes

ir arriba