Leído en 2006 y algunas de sus frases

1. Jonathan Safran Foer; Tan fuerte tan cerca
El mensaje se interrumpía, fue la única vez que oí tu voz, parecías tan tranquilo, no parecía la voz de alguien que fuera a morir, ojalá hubiéramos podido sentarnos a una mesa y charlado sobre nada durante horas, ojalá hubiéramos malgastado el tiempo

2. Bernardo Atxaga; Obabakoak
Eso es, precisamente, lo que hace que el atardecer sea tan especial: que mezcla muerte y vida. Y por eso produce alegría y tristeza a la vez

3. Paul Auster; Bogeries de Brooklyn
Dues hores més tard, el fum de tres mil cossos carbonitzats aniria cap a Brooklyn i ens cauria al damunt en un núvol blanc de cendres i de mort

4. Eva Piquer; Una Victòria diferent
La vida és una malaltia de transmissió sexual amb un índex de mortalitat del cent per cent

5. Haruki Murakami; Al sur de la frontera, al oeste del sol
Por más lejos que fuera, seguía siendo yo. Por más que me alejara, mis carencias seguían siendo las mismas. Por más que el decorado cambiase, por más que el eco de la voz de la gente fuese distinto, yo seguía siendo el mismo ser incompleto

6. Ben Okri; Riquezas infinitas
Mi padre dice que a veces estamos más despiertos en nuestros sueños. Oímos lo que susurran los espíritus, vemos lo que los dioses ven en nuestras vidas, nos convertimos en lo que de verdad somos

7. Joan Pons; Sorra a les sabates

La persona que desitja abandonar el lloc on viu no és feliç. Hi estic del tot d'acord i només afegiria una cosa a la frase de Milan Kundera: per abandonar el lloc on es viu s'ha de tenir... molt de coratge

8. Eduardo Lago; Llámame Brooklyn
Soy muy joven y supongo que si le hablara de mis heridas a un hombre que ha vivido tanto como usted, le parecerían ridículas

9. Milorad Pavic; Siete pecados capitales
En pocas palabras, los siete pecados capitales van corriendo por los pensamientos humanos y acechan la oportunidad...

10. Céline Curiol; Voces en el laberinto
Los recuerdos, de tanto utilizarlos, se van convirtiendo en fábulas que nos repetimos para no olvidar quiénes somos, con una moraleja que nos sirve para tranquilizarnos o para torturarnos

11. Toni Sala; Quatre dies a l`Àfrica
...: mira tú tienes este reloj, sabes, pero yo tengo el tiempo

12. Paul Auster; Smoke & Blue in the face
A veces tengo la impresión de que mi hobby es mi verdadero trabajo y que mi trabajo no es más que una manera de mantener mi hobby

13. John Fante; Pregúntale al polvo
¡Oh, Arturo, me dije, oh afortunadísimo! Será por las oraciones de tu madre, o tal vez porque Dios te ama todavía, a pesar de tus coqueteos con el ateísmo, pero el caso es que eres afortunado

14. Gerald Durrell; Mi familia y otros animales
Si no sabes apreciar la diferencia entre un acceso de fiebre producido por el frío y una orgía alcohólica, podrías al menos abstenerte de mancillar mi persona


15. Banana Yoshimoto; Kitchen
Quiero seguir sintiendo a toda costa que algún día he de morir. De otro modo, no sentiría que estoy viviendo

16. Jack Kerouac; Los subterráneos

Hablando de ojos, la vez que cerramos los ojos (tampoco esa vez habíamos bebido nada porque no teníamos dinero, la pobreza hubiera podido tal vez salvar este romance) y yo empecé a mandarle mensajes...

17. Banana Yoshimoto; Sueño profundo
Cuanto más intento transmitirle mis pensamientos, más reducidas a polvo quedan las palabras y veo cómo ellas, mientras cabalgan en mis esfuerzos desesperados por comunicarme, desaparecen barridas por el viento

18. Dai Sijie; Balzac y la joven costurera china
El proverbio dice que un corazón sincero puede hacer que florezca una piedra

19. Julio Cortázar; La autopista del Sur y otras historias
Como sueño era curioso porque estaba lleno de olores y él nunca soñaba olores

20. Carles Porta; Tor. Tretze cases i tres morts
Per fondo que sigo el foc, lo fum sempre respira

21. Manuel Puig; El beso de la mujer araña
Nosotros no podemos estar pensando en que alguien nos quiere, porque nos quiere vivo, y entonces eso te da miedo a la muerte, bueno, no miedo, pero te da pena que alguien sufra por tu muerte

22. Paul Auster; A salto de mata

El escritor no "elige una profesión", como el que se hace médico o policía. No se trata tanto de escoger como de ser escogido,...

23. Banana Yoshimoto; N.P.
De entre estas palabras que escuchó como en susurros, Sui hizo su elección. Confió en ello. Confió en el jadeo de su espíritu orgulloso, aunque frágil e inseguro, y en el brillo de su intuición

24. Bernardo Atxaga; El hijo del acordeonista

"Lo tendré en cuenta. Y si hay problemas, me meto en el escondrijo con el libro y una linterna, y se acabó"

25. Haruki Murakami; Kafka en la orilla

La responsabilidad empieza en los sueños

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentarios recientes

ir arriba