Esperanza

Un extraño silencio se apodera de las calles a las 9.30 de la mañana
y cada día es el mismo silencio a no ser que llueva.
Cruzo el viejo puente románico por encima del nuevo parque.
Aún se percibe en el aire el eco del jaleo de las 9
y, a excepción de cuando paso al lado de algún edificio en obras
o de una tienda de electrodomésticos,
el único sonido que escucho es el de Dave Brubeck en mi mp3 haciendo honor a
la ciudad engalanada con motivo del festival de jazz
con sus escaparates decorados con trompetas y algunas fotos de grandes músicos como Miles Davis.
El tocinillo de cielo está a 1,35 y el menú a 8,50.
Las chicas salen del instituto, imagino que a desayunar, mostrando traseros prietos y contagiando sus risas.
Ya hay gente esperando a que abran la oficina de gas natural.
En el cine Catalunya esta semana se puede ver Transamerica y Agua
y para mañana viernes,
ETA comunica el comienzo de una tregua permanente.



(Escrito el 23 de marzo de 2006)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentarios recientes

ir arriba