El hombre que gritó la Tierra es plana, de Roberto de Paz

Está siendo un gran año de lecturas. No por la cantidad, que es considerable, sino por la calidad que es lo verdaderamente importante. Mi satisfacción como lector está en uno de los momentos más álgidos que recuerdo. Y es que ya llevo unas cuantas que podrían desbancar mi ranking, mi lista de hits, una lista mental que he confeccionado con las novelas que me han ayudado a sobrellevar esta sana adicción. Una adicción que a su vez me ha salvado en momentos cruciales de mi vida o que me empuja a vivir vidas paralelas, a olvidarme por un tiempo de la "realidad" que nos rodea.

El hombre que gritó la Tierra es plana, la primera novela de Roberto de Paz, no ha impedido que ignore las malas noticias actuales (quien la haya leído comprenderá por qué lo digo), pero sí me ha hecho revivir el efecto que causó en mí la primera vez que leí a Paul Auster, uno de mis autores favoritos, es decir, evadirme y entrar en historias que se ramifican y a su vez éstas llevan a otras -unas pura fantasía e imaginación, las otras reales-. Algunos pasajes me han evocado la magnifica y monumental novela de Michael Chabon, Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay, y me ha parecido encontrar un par de guiños a Vonnegut, y uno a un conocido escritor que también me gusta mucho, en concreto un guiño a su novela más famosa, que no voy a desvelar porque podría arruinar uno de los geniales e inesperados giros de la trama.



Pero además de una gran novela de ficción, en El hombre que gritó la Tierra es plana, subyace una profunda y estudiada reflexión. Una narración hilvanada con la maestría de un escritor curtido, sin fisuras, sin flecos.
Es otra de las novelas en las que la muerte y el suicidio están presentes, y ya llevo unas cuantas este año. En fin, una más en la lista de las que han conseguido que aprenda algo nuevo (lo que ocurrió en Camboya o la anécdota sobre la primera guerra mundial, por ejemplo). En algunos momentos me he visto obligado a meditar con el libro todavía en el regazo, y si a todo eso le sumo solipsismo, distopía, casualidades, recomendaciones literarias, personajes entrañables... estamos, sin duda, ante mi libro de cabecera, una novela sensacional, de las mejores que he leído en mucho tiempo.

Algunas de sus frases:

 "Para Camus, el suicidio es el único problema filosófico verdaderamente serio."

"...a veces merece la pena darle una oportunidad a lo improbable."

"...y de ahí, de forma incomprensible, saltamos a Tom Sawyer, El ruido y la furia y Las sirenas de Titán. Vonnegut le volvía loco. Cuando hablaba de literatura abría los ojos y se le iluminaba el rostro...Habría iluminado la ciudad de haberse podido conectar a la red."

"¿Salvarías al mundo ahora que lo has perdido todo?"

8 comentarios :

  1. Bueno, tengo que dejar también aquí un comentario: ¡me han encantado tus palabras! Tras leer tu opinión, dan ganas de salir corriendo a comprar la novela. ¡Muchas gracias! Hoy mi cesta de compras ha quedado un poquito más pesada :) Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Marisa por comentar. Como ya digo en esta entrada y te he comentado en twitter, ni lo dudes, es un muy buen libro. Un 10. Un abrazo, y si lo lees ya me contarás ;)

      Eliminar
  2. Qué gran reseña Jordi...ayyy, con lo claro que tenías tu ranking!! Ganas de leer El hombre que gritó la Tierra es plana, ganas de descubrir a Vonnegut y muchos más "universos paralelos" y evadirme a otros lares. Una vez más es difícil elegir solo una frase. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi ranking particular tengo claros los número 1 y 2, a partir de ahí se van alternando y ampliando mis favoritos. Vonnegut tiene un papel principal, Auster también. Un abrazo Jose, gracias ;)

      Eliminar
  3. Pues habrá que probarlo porque la verdad es que me has despertado la curiosidad por el libro y creo que puede ser también para mí un libro que me llegue bastante. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí Carol, es una buena historia y con aire a Auster ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Lo leí por recomendación de mi librero habitual y me dejó la misma sensación que comentas. el regusto a Auster recién descubierto, aunque luego lo piensas y no ves tanta similitud.
    Una reseña fantástica.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto, durante la lectura le da un aire a Auster, luego hacia el final al Jim Dodge de Stone Junction, algo de Lethem... en fin, que me gusta mucho jejeje
      Gracias por la visita y por comentar, besos

      Eliminar

Comentarios recientes

ir arriba