Sábado de segunda mano

La mañana del sábado pasado la dediqué a buscar libros y discos de segunda mano. No empleé el tiempo necesario que he dedicado en otras ocasiones, pero aun y así la hora en la tienda resultó fructífera y, por muy poco dinero (sólo 3,50 euros), me agencié tres libros y seis vinilos. Todo estaba en muy buen estado y, después de escuchar los vinilos, sólo hay uno que tal vez algún día lo volveré a vender. Por la tarde me tocaba trabajar y ya iba un poco justo de tiempo, así que decidí comer algo rápido en Barcelona y en algún sitio que me quedase cerca del trabajo.
Un sábado y en agosto... No voy a perder tiempo explicando cómo acabé en un restaurante chino. Apenas disponía de media hora para comer. Pero sí voy a resumir lo poco que capté de la conversación que mantenían, justo en la mesa de atrás, dos hombres de unos cuarenta años. Cuando llegué ya estaban charlando y el camarero, a pesar de que había poca gente en el local, me ofreció la mejor localidad para seguir un diálogo que, en ocasiones, parecía escrito para una película al estilo Pulp Fiction o Clerks, y en otras parecía que todo fuese una broma grabada con cámara oculta. Uno tenía acento extranjero y le pondré de nombre E. El otro diría que era de Barcelona y le pondré de nombre B. No me voy a inventar nada, sólo escribo lo que pude captar, de forma fragmentada, desde que llegué hasta que salí del restaurante. Por cierto, al salir y de camino al trabajo, me tropecé con el stencil de la foto.
Me siento, miro la carta, aunque ya sé lo que voy a pedir y el camarero también, algunos clientes somos demasiado obvios. Sin querer empiezo a prestar atención a lo que dicen E y B.
E- Sí tío, aquí hay putas de muchos países... Rumanas, Rusas, Sudamericanas, Africanas, Chinas...
B- ¿En Francia no hay?
E- ¿Putas?

A partir de ahí hablan en un tono más bajo y dejo de entender qué dicen hasta que empiezan a hablar de música.

B- Tío a tu padre le encantaría, suena genial. Es un amplificador a válvulas...
E- Sí tío, es así como debe sonar la música, en vinilo y con ese tipo de amplificadores... Una vez me dijo un chaval que entiende de alta fidelidad, que esa es la mejor manera...
B- Sí, tío, y los cables libres de oxígeno.
E- Sí tío, libres de oxígeno.
B- Además los discos de vinilo suenan mejor, aunque sean grabaciones en mono, el sonido tiene más cuerpo.
E- Acabo de comprar en Internet varios vinilos a un precio genial... Todo jazz...
B- ¿Qué dices tío? ¿En Ebay?
E- Sí en Ebay tío, es un puto vicio estoy enfermo..
B- Ja, ja, ja... estamos enfermos tío, es que claro, a veces empiezas y es tan fácil...
E- También compro monedas.
B- ¿Monedas?
E- Sí, colecciono monedas desde hace muchos años...
B- Pero ¿cómo sabes que no te estafan, que no son imitaciones?
E- Lo sé, tío, yo entiendo mucho del tema.
B- Sí, claro tío.
E- Mi padre flipó con lo de Frank Sinatra.
B- ¡Buah! es que lo pensé, tío, son de otra época, eso ahora no pasa, si lo pones en su contexto es la hostia. Estuvo en ese concierto, ¿no?
E- Sí tío, pero claro, Frank no firmaba nunca, así que todo lo que veas en Ebay es falso.
B- No jodas.
E- Sí tío, era el puto amo.
B- No me lo puedo creer, Frank Sinatra, tío... Esto la gente de hoy en día no lo valora...
E- Las monedas tío... Frank Sinatra tío... Vaya conversación ja, ja, ja...
B- Ja.. ja.. ja.. ¡Ah! gracias por el Iphone, tío, mi padre está flipando. Cuando ve que lo tiene todo ahí... las fotos, la música... La música ordenada por jazz vocal, jazz 50's,... tío...
E- ¡Y los vídeos! Me alegro que le gustase ¿Qué tal está?
B- ¿Mi padre? Está muy bien, mañana comemos juntos, ya verás cómo se alegra de verte...
E- Las putas, tío, aquí hay putas de muchos países tío...
 Acabé de comer, pagué y salí de allí... Vaya par... menudo diálogo.

Terrassa - Barcelona 06/08/2011

6 comentarios :

  1. Anónimo8/8/11 18:15

    Respecto a tus adquisiciones, apuesto lo que sea a que muchos dirán de ti "si es que Jordi, sabe comprar". Lo de escuchar conversaciones es un acto inevitable en mi, en gran parte por defecto de profesión. Ahí va la mía la semana pasada en una entidad bancaria:
    - Clienta: Pues como ahora no tienes mucha gente, pues me puedo enrollar y te lo cuento.
    - Empleada: (silencio).
    - Clienta: Pues nada que le dijeron que de la salud no era NADA (gritando), que todo lo que tiene es porqué la novia... EH (volviendo a enfatizar) es la que le hace que no se le levante, por la presión, ¿sabes?
    - Empleada: (silencio)
    - Clienta: Entonces es psicológico, por eso por más que quiera no puede...Vamos, yo le dije a mi "marío": mira, nosotros llevamos muchos años y nos queremos mucho pero si por culpa de uno el otro no tira, yo me separo. Eso no lo aguanto yo.
    - Empleada: (silencio)
    No es tan profunda como tu conversación, pero me impactó la falta de pudor y discreción de algunas personas. ¿Dónde está eso que se llama intimidad?

    ResponderEliminar
  2. De veritat vas pagar 3,50€ per tres llibres i sis vinils? Com t'ho fas? Jo que estava molt orgullosa dels 6 euros per un llibre al mercat de Sant Antoni!!! ja diràs l'adreça de la botiga!!!

    escoltar converses de vegades pot ser delirant!

    ResponderEliminar
  3. Eva (anónimo), gracias por tu comentario y la visita. No creo que sepa comprar, a veces influye el azar, ninguno de los discos o libros que compré estaban en mi lista de "buscados"... Pero los veo, me parecen interesantes y caigo en la trampa.

    Rits! Quan vulguis quedem i hi anem plegats... És a Terrassa, així podràs conèixer els gatets i veure el piset ;) Una abraçada i gràcies!

    ResponderEliminar
  4. Las librerías para viejos son mundos fascinantes. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. jejeje! vale.
    Per cert, al final us animeu va venir per les festes de Sants?

    ResponderEliminar
  6. Xixe hay algo en esos lugares que me obligan a pasarme horas ahí dentro...

    Rits, sí, ens animem ;) yeah!

    ResponderEliminar

Comentarios recientes

ir arriba