Diálogo cuántico

¿No has tenido alguna vez la sensación de que lo entiendes todo, de que todo encaja, de que tienes a tu alcance la solución a cualquier problema? Es como si de repente te sintieras completo y todas tus preocupaciones se hubieran resuelto de inmediato. Esa sensación, la mayoría de las veces, dura sólo unos segundos y es muy parecida a un Déjà vu, aunque en lugar de pensar que esa situación ya la hemos experimentado antes (que también), lo que percibimos es paz y tranquilidad y que conocemos la SOLUCIÓN a TODO. Aunque al final la olvidamos.
Algo de eso estudia la física cuántica, creo.

A veces lees algo que te hace ver las cosas así y te convences de que todo es mucho más sencillo y después tiendes a minimizar cualquier problema que se te presente y lo afrontas con una naturalidad inédita en ti. Yo apuesto, y más ahora, por esa manera de vivir, de entender, de comprender...

Ayer mientras leía un cuento de Raymond Carver encontré, a mi entender, un diálogo cuántico. Un diálogo en el que, con sólo un par de frases, se resume todo lo que intento contar en esta entrada. Quizá sólo se trata de otra de mis queridas idas de olla, pero, que más da, son mías al fin y al cabo:

-Hay cantidad de coches esta noche-observó Edith.
El se quejó:
-No habría tantos si hubiéramos llegado a tiempo.
-Habría los mismos. Sólo que no los habríamos visto.


Raymond Carver, "De qué hablamos cuando hablamos de amor": Después de los tejanos.

4 comentarios :

  1. Genial diálogo! Ojalá hubiera más de esos momentos en lo que todo parece encajar :-)

    ResponderEliminar
  2. Forma parte de "esos momentos" esperar cada día una sorpresa, relativizarlo todo... Sylvia, en este momento todo encaja ;)

    ResponderEliminar
  3. Si m'ha passat algun cop això, ara mateix no m'enrecordo. Si que hi ha moments que simplemente m'he sentit en pau sense pensar en res que em perturbi (i aixo per a mi és tot un èxit), per exemple prenent el sol a l'hivern sense cap soroll o màxim el de les onades del mar. Contrariament hi ha cops, que de cop tot s'embulla (com diuen els menorquins) i no trobes per on escapar, que et trobes com en un laberint sense sortida. No t'ha passat mai?. Estic enfadada i no sense ben bé perquè. Ja passarà, suposo.
    Una besada.

    ResponderEliminar
  4. Ni que lo digas... cada día hay y llega una sorpresa...

    ResponderEliminar

Comentarios recientes

ir arriba