Bunbury y la polémica. En su defensa


Enrique Bunbury lanza nuevo disco el 7 de octubre, "Hellville de Luxe". Ya nos hicimos eco en un post anterior en este mismo blog. Pero tristemente esta no es la noticia. Debería serlo; el nuevo disco y cómo fue la presentación del álbum en Zaragoza. Parece ser que la familia del poeta madrileño Pedro Casariego Córdoba se siente dolida porque el primer single del nuevo disco del cantante Aragonés se titula y contiene uno de los versos más conocidos de éste; Soy el hombre delgado que no flaqueará jamás. "EL HOMBRE DELGADO QUE NO FLAQUEARÁ JAMÁS" es el primer single de Hellville de Luxe y ya se puede escuchar en la web del cantante de Héroes del Silencio. La familia del poeta que falleció en 1997 con tan sólo 37 años, se ha mostrado sorprendida por el hecho de que Bunbury no cite sus fuentes.
Al final después de aparecer la noticia en diferentes medios y de que todo el mundo opinara y vapuleara al artista, Bunbury ha optado por colgar en su web un comunicado donde se explica sobre cómo funciona él y otros artistas cuando componen una canción. Cita entre otros a Bob Dylan, John Lennon o Leonard Cohen y de una forma coherente nos da a entender que todo artista crea bajo ciertas influencias y recomponiendo con diferentes piezas un puzzle que al final es su obra. Corto y pego el comunicado que ya no se encuentra en su página web;

"Antes de nada, una puntualización: No me defiendo de una acusación de plagio. Primero, por que no se me acusa, se me señala en diferentes medios de comunicación. Una acusación debería ser interpuesta ante tribunales pertinentes. Segundo, un plagio, es algo perfectamente legislado por leyes interpuestas por órganos de gestión como SGAE y demás defensores de los derechos intelectuales. Existen pautas que determinan claramente dónde existe y dónde no.

Ante las inadecuadas palabras escritas contra mi persona y mi trabajo los últimos días, me he visto en la necesidad de corresponder con mi punto de vista, que creo, es el de muchos creadores en diferentes ámbitos de la cultura.

Soy consciente del mundo en el que vivimos, y no es la primera vez que, tristemente veo como medios de comunicación se entusiasman ante la noticia de que me bajo de un escenario, después de ignorar (tantas veces) las dos mil que me he subido en mi vida o los más de veinte discos que he publicado; o que se frotan las manos cuando un colega (vuestro, no mío) dice en un artículo, que dicen que alguien oyó. Triste, pero cierto.

No voy a negar que haya utilizado dos frases de Casariego (grandísimo poeta, por cierto) extraídas de dos poemarios. Igual que utilizo mi libreta para apuntar comentarios realizados a altas horas de la noche, frases de Humphrey Bogart en películas de cine negro, extractos de la sección de sucesos, titulares simpáticos de periódicos económicos, conversaciones privadas o panfletos publicitarios.

A lo largo de la historia de la música popular, grandes y desconocidos escritores de canciones han realizado prácticas similares recogiendo frases de canciones tradicionales y realizando nuevas y muy diferentes creaciones. El folk, el blues, el country esta impregnado de esa costumbre y nos han dado placer para nuestros oídos a lo largo de los últimos cien años. Posteriormente, artistas como (y me parece mal citarlos, pero hay libros enteros dedicados a señalar de dónde vienen sus mejores canciones) Dylan, Cohen, Lennon, Van Morrison, han utilizado libros sagrados como la Biblia, la Kábala, el I Ching, el Tao Te king, o a poetas incuestionables como T.S. Elliot, Dylan Thomas, Edgar Allan Poe, Shakespeare..., o la prensa diaria para contarnos sus inquietudes y crear sus canciones.

Supongo que muchos de los que han escrito y divulgado las acusaciones ni han escuchado El hombre delgado que no flaqueará jamás, ni han leído a Casariego. Si me equivoco, sinceramente, no lo entiendo: La canción dura siete minutos, tiene seis largas estrofas y dos estribillos (sobra decir que tiene acordes y melodía). Dos frases no hacen un plagio. Pregunten. Si alguien está convencido de que no es como aquí afirmo, nos vemos en los tribunales. Mientras tanto espero que si tienen algo que publicar en torno a este tema, sean estas líneas, y no: dicen, que dice, que oyó.

Insisto en que el plagio, es una palabra perfectamente definida por el diccionario y marcada en sus límites por la ley. Espero que no se use esa palabra de forma aleatoria, ni al tún tún. Al igual que, en este caso, la realidad os joda una buena noticia".

Enrique Bunbury, Madrid, 09.09.08


Soy admirador de Bunbury desde hace muchos años, aunque me gusta más su carrera en solitario, y le considero un gran artista ahora y cuando lideraba a Héroes del Silencio. Es más reconocido fuera, que dentro de nuestras fronteras y me parece fatal que se hable más de él en nuestra prensa cuando surge alguna noticia de este tipo.

A mi parecer hay un par de puntos que no se han tocado. Primero: Si aún no ha salido el disco, ¿cómo puede saber nadie si se citan o no las fuentes? Segundo: ¿Se ha planteado la familia de Pedro Casariego Córdoba los libros que de él se venderán a partir de ahora? Porque, para qué lo voy a negar, yo hasta ahora desconocía quién era este poeta, y como yo, la gran mayoría. Y eso que yo leo mucho; poesía y narrativa sobre todo. Así que deberíamos dar las gracias a Bunbury y a otros que dan a conocer a través de su obra a otros artistas. Aquí me gustaría hacer un inciso. Hay mucha gente que no tolera, no le gusta, odia o le gustaría relegar al ostracismo al mundo del Hip Hop. Y, el rap se nutre precisamente de lo que defiende Bunbury. Samplean a otros músicos y dan a conocer, han dado a conocer en los treinta años que lleva de vida este estilo, muchas canciones de jazz, funky, soul, rock, pop, folk que de otra manera no nos hubiese llegado. Al hilo de lo que defiende Bunbury me gustaría también hacer una reflexión: Si yo sampleara un tema de Héroes o del mismo Bunbury para crear otra canción ¿adoptaría entonces la misma postura? ¿me permitiría hacerlo y no me reclamaría derechos de autor?


Escuchando; Tremendo-Efectos Especiales

3 comentarios :

  1. Penso com tu Jordi, però un incís:
    Dius que gràcies a Bunbury ara molta gent coneixerà i potser llegirà a Pedro Casariego,no? Però pel què m'ha semblat entendre, Bunbury no citava les fonts,no? Llavors com l'haguessin conegut si la familia no ho hagués reivindicat?
    Que consti que trobo molt bé aquests autors que utilitzen frases o altres escrits d'altres poetes o escriptors.

    Una fervent admiradora de John Lennon.

    ResponderEliminar
  2. Gràcies Xivi per comentar-ho. Jo crec que Bunbury ho hagués citat igualment sense que la família hi hagués intervingut, si no en el fulletó del disc en alguna entrevista com ha fet sempre que ha recolzat a algun artista: Iván Ferreiro el vaig començar a escoltar per la recomanació de Bunbury i Leopoldo Maria Panero també l'ha conegut molta gent gràcies a ell.

    ResponderEliminar
  3. Es que Bunbury tambe es un poeta.
    Un dels millors!!:

    (...) Y en tú ausencia las paredes se pintaran de tristeza y enjaulare mi corazón entre tus huesos (...)

    Era aixi no?
    Crec que no m'equivoco, acabo de plagiar-lo, jo tambe a ell.

    Una abraçada, Jordi.

    ResponderEliminar

Comentarios recientes

ir arriba