Something wicked this way comes

Regresamos ya de unas vacaciones merecidas.
Ahora ordeno y selecciono.
Nada fue premeditado: nos dejamos llevar. Creo que empecé a emocionarme en el instante que su dedo índice señaló en el mapa, desplegado sobre su mesa de trabajo, un recorrido en el que pude leer de pasada la palabra Mojave. Cuando nos habló de conducir durante horas por carreteras perdidas inevitablemente acudieron a mí On the road de Kerouac y Lost Highway de Lynch, y, al gusanillo le entró hambre.
Más adelante busqué algo relacionado con el viaje y ahí estaba Death Valley Junction, City Lights Books o el San Francisco Art Institute.
Todo ha resultado mucho mejor de lo previsto. En breve empezaré a colgar fotos de Stencils cazados en San Francisco, de nuestra parada obligatoria en Death Valley donde Lynch ubicó el Lost Highway Hotel, de la visita a City Lights Bookstore y del paseo por la cuna de la generación Beat.
Mi cuerpo ha resistido muy bien a kilómetros y kilómetros de senderos por distintos parques como el Yosemite, y debo admitir que hacía mucho tiempo que no me me sentía tan orgulloso.
La lectura en los vuelos de ida y vuelta fueron La feria de las tinieblas de Ray Bradbury (en el original el título es Something wicked this way comes -algo maligno viene hacia aquí-, que curiosamente es también el título de uno de los temas de la banda sonora de Lost Highway del gran Barry Adamson) y La noche del cazador de Davis Grubb.
La música la dejamos sonar en las diferentes radios que íbamos sintonizando, y los protagonistas fueron: Led Zeppelin, Tom Petty, AC/DC, John Mellencamp y Billy Joel.

3 comentarios :

  1. Tiene pinta de haber sido una aventura fantástica... y que buena música escogieron!! ;)

    ResponderEliminar
  2. bentornats!!!!
    i ben contenta que el viatge hagi estat tot un èxit!!! per aquells paratges tb han estat la Irene i el Roc aquest estiu, visitant l'Eli i family.
    Esperarem en candeletes les fotos, segur que fantàstiques!!

    ResponderEliminar
  3. Luna, qué tal? ha sido genial, sí, la música la dejamos en casa y permitimos que las radios nos deleitaran. ;) Un abrazo.
    Rits, com va? gràcies! sí, sí, una passada! Aviat penjaré fotos, i, a veure si ens veiem que ja toca, oi? Petons!

    ResponderEliminar

Comentarios recientes

ir arriba