El Corazón es un Cazador Solitario, de Carson McCullers


No tengo por costumbre hablar mal de un libro que no me ha gustado. Suelo hacer reseñas de libros o discos que sí me gustan. Hay varios motivos por los que tomé esa decisión hace ya un tiempo. Uno de ellos es el respeto que se merece cualquier persona que ha dedicado e invertido mucho tiempo en crear una obra. Otro motivo es el respeto también, pero hacia los lectores que sí han disfrutado de una novela por la que yo no he sentido lo mismo. Y luego está mi autoestima, o prudencia, o llámalo cómo quieras, que me impide sentirme por encima de nadie.
Ahora bien, lo que sí he hecho es mostrar mi sorpresa por el auge, éxito desmesurado y elogios hacia una obra por la cual me he sentido totalmente indiferente; a diferencia de una gran mayoría de lectores, yo no me he conmovido, es más, me he aburrido y no he visto la calidad literaria que le otorgan. Estoy hablando de "La Muerte del Padre" de Karl Ove Knausgard.
No voy a hacer reseña, sólo decir que sí, que le reconozco que tiene algo que atrae, aún no sé qué es, pero nada más. Eso es lo que sentí y por eso sólo le di dos estrellas en Goodreads.
Después leí "Nou Contes" de Salinger, y Dios, cinco estrellas me parecen pocas (5 estrellas es la máxima puntuación en Goodreads). Y menuda suerte la mía, hice caso a Bukowski y después leí una de sus novelas favoritas: El corazón es un cazador solitario de Carson McCullers.




A esta novela también le adjudico Cinco estrellas. Quizá debería puntuar algo menos por algún pequeño detalle que chirría un poco, pero debo admitir que parece más un error de traducción que no por parte de la autora.


La historia está muy bien escrita, los personajes son enormes, y los temas que toca siguen siendo tan vigentes que resulta imposible no sentir admiración por la joven de sólo veintitrés años que escribió esta novela. Parece mentira, pero aún existen los mismos problemas de soledad, identidad, alcoholismo, raciales, laborales etc... que en los años treinta del siglo pasado, que es cuando escribió McCullers esta historia. Situaciones que se van dibujando durante el transcurso de poco más de un año en la vida de los cinco personajes principales y que tocan fibras sensibles, con algún giro inesperado, un toque justo de humor, amor y desamor, rabia, anhelo y desesperanza, y que son narrados con una madurez y amplitud de miras envidiable. 

Como esta vez sí he subrayado muchas partes del libro, las corto y pego aquí para compartirlas y contagiaros un poco de mi entusiasmo:


Siempre es divertido observar cuánta gente puede reunirse procedente de ninguna parte cuando sucede algo fuera de lo corriente.

Había un tipo especial de música que le encogía el corazón cada vez que la oía. A veces, esta música era como trocitos coloreados de caramelo, y otras era la cosa más suave y triste que jamás imaginara.

Pero lo que quiero decir es esto: cuando una persona sabe, y no puede conseguir que los demás comprendan, ¿qué puede hacer? —Singer se esforzó en coger un vaso de vino, lo llenó hasta el borde y lo puso firmemente en la magullada mano de Jake— emborracharme, ¿eh? —dijo Jake con una sacudida de su brazo que derramó gotas de vino sobre sus blancos pantalones—. ¡Pero escuche! Dondequiera que uno mire, hay mezquindad y corrupción. Esta habitación, esta botella de vino de uvas, estas frutas de la cesta, son todos productos de ganancias y pérdidas. Nadie puede vivir sin prestar su aceptación pasiva a la mezquindad. Alguien tiene que agotarse por completo por cada bocado que comemos y cada pedazo de tela que llevamos puesto… y nadie parece darse cuenta. Todo el mundo está ciego, mudo, obtuso…, estúpido y mezquino.

—Cáscaras. Te estás haciendo un lío. Tú te refieres a los católicos. Los católicos le compran una pistola al niño en cuanto nace. Algún día los católicos piensan empezar una guerra y matar a todo el mundo.


—¡Hostia Omnipotente! ¡Supremo Poder del Universo! He hecho cosas que no debería haber hecho, y dejado de hacer las que sí debería. De manera que esto no puede ser verdaderamente el final.

¿Y cómo pueden los muertos estar realmente muertos si siguen viviendo en el alma de aquellos que dejaron detrás? 


Estaba caminando por entre una gran multitud…, como en las atracciones. Pero había algo oriental en la gente que lo rodeaba. El sol brillaba con terrible fuerza y la gente iba medio desnuda. Todos caminaban lenta y silenciosamente. Y en su cara había una expresión de hambre. No se oía ningún sonido; sólo estaba el sol y la silenciosa muchedumbre. Él caminaba entre ellos cargado con un enorme cesto tapado. Lo llevaba a alguna parte pero no podía descubrir el lugar donde dejarlo. Y en el sueño había un horror particular en deambular de un lado para otro a través de la gente sin saber dónde dejar la carga que transportaba en sus brazos durante tanto tiempo.


"The Rat", Haruki Murakami







Os voy a dar un consejo gratis. 
Como se suele decir, los consejos son incómodos de escuchar (leer), pero beneficiosos de seguir. (Esta frase la acabo de leer en "Cuentos de cabecera" de Osamu Dazai, un autor del que sólo había leído "Ocho escenas de Tokio" y que he redescubierto gracias al magnifico y muy recomendable "El Japón de Murakami" de Carlos Rubio).
A lo que iba, el consejo:
Si aún no habéis leído estas cuatro novelas de Haruki Murakami y tenéis intención de hacerlo, que sea en este orden: Escucha La Canción Del Viento, Pinball 1973, La Caza del Carnero Salvaje y por último Baila, baila, baila.
Ahora bien, si ya las habéis leído, lo más probable es que no haya sido en este orden, así que os recomiendo leerlas otra vez todas del tirón. YO HE DISFRUTADO COMO NUNCA.


Febrero 2016, segunda lectura de Baila, baila, baila:


Bien, he empezado el año leyendo "Escucha La Canción Del Viento y Pinball 1973", las dos primeras novelas de Haruki Murakami y que por fin han aparecido en español. Sigo sin comprender porque era tan reacio el autor a que se publicaran. Son muy importantes para mí porque son la génesis del universo murakamiano, y, por supuesto, porque son la primera y segunda parte de la serie "The Rat" (aquí traducida a veces como "Ratón" y otras como "El Rata", tenemos problemas también con la traducción del nombre del gato, en unas es "Boquerón" y en otras "Sardina", así como con el nombre del camarero chino que regenta el bar, Yei o Jay dependiendo del traductor).
Me he visto obligado a leer toda la serie, releyendo "La Caza del Carnero Salvaje" por tercera vez y "Baila, baila, baila" por segunda. He de deciros una cosa, leerlas por separado y en distinto orden no es lo mismo. He disfrutado mucho, hasta el punto de mejorar la valoración que había hecho de cada una de ellas y votar por el conjunto, al que doy cinco estrellas. 
En mi opinión creo que debería aparecer una edición de las cuatro novelas en un sólo volumen. Debería titularse "El Rata". Deberían revisarse y corregir ciertos fallos tanto de traducción como de documentación. Y debería encargarse sólo una persona de esa traducción, alguien como Lourdes Porta.
A Murakami le voy a perdonar todo. Me ha dado tantas horas de sosiego, entretenimiento, en fin, lo que pido a esos momentos que destino a la lectura, que no puedo castigarle aunque cometa algún error flagrante. 
El narrador y protagonista de la historia, que empieza con "Escucha La Canción Del Viento", sigue con "Pinball 1973", continúa con "La Caza del Carnero Salvaje", y que no puedo decir que termina con "Baila, baila, baila", porque seguramente es el mismo que encontramos en muchas otras novelas posteriores de Murakami en las que el narrador no tiene nombre (ahora no voy a leerme toda sus novelas de nuevo para averiguarlo, pero seguro que volveré a ellas en algún momento); nos lleva de viaje no sólo por Japón y su cultura, no sólo nos da a conocer discos de jazz y recetas culinarias, sino que también nos conduce por oscuros pasadizos, por lo más profundo de nuestra intimidad, por anhelos y frustraciones que nos hacemos propias, por esos sentimientos que aletargados hacía tiempo que no recorríamos.

- Ya es de día - susurré.


David Bowie



Leído en 2015 y algunas de sus frases

1. Cormac McCarthy-Ciudades de la llanura
Donde todo se sabe no hay narración posible
2. Richard Ford-El periodista deportivo
No llames, dice mi mensaje silencioso, estaré durmiendo. Soñando con dulces sueños. No llames. La amistad es una mentira de la vida. No llames
3. Jim Dodge-FUT
Simplement és impossible explicar certes coses; potser la gran majoria
4. Banana Yoshimoto-El lago
Las personas como nosotros, al fin y al cabo, nunca se sitúan en el centro de las cosas. Somos seres que siempre estamos al margen y creo que es mejor que no destaquemos demasiado. Solemos ver las cosas de manera opuesta a los demás y, si nos hacemos notar, molestamos al resto
5. Charles Bukowski-La noche desquiciada de pasos
pues incluso
en los momentos
más terribles
me acompaña
el sentido
del humor
6. Ben Brooks-Lolito
No hi ha cap problema nou, només maneres noves de resoldre'ls
7. Jorge Carrión-Los Huérfanos
Narrar, pese al utópico deseo de verdad, es ir acumulando mentiras
8. Samanta Schweblin-Distancia de rescate
Debe ser muy triste ser lo que sea que sos ahora, y que además tu madre te llame "monstruo"
9. Terry Pratchett y Neil Gaiman-Buenos presagios
Para comprender el estado de la humanidad puede que baste con saber que la mayoría de los grandes triunfos y grandes catástrofes de la historia no se deben a que las personas son buenas en esencia o malas en esencia, sino a que las personas son en esencia personas
10. David Trueba-Blitz
...uno empieza a estar a gusto consigo mismo cuando le empieza a perder el miedo a la muerte
11. David Foster Wallace-Esto es agua
...un gran porcentaje de las cosas de las que suelo estar automáticamente seguro resultan ser completamente erróneas y fruto del autoengaño
12. Michel Delorme-Conversaciones con John Coltrane
Hoy estaba leyendo un libro sobre la vida de Van Gogh, y he tenido que hacer una pausa y pensar en esa maravillosa y persistente fuerza: la urgencia creadora. La urgencia creadora estaba en ese hombre que se encontraba en total desacuerdo con el mundo en que vivía, y a pesar de la adversidad, las frustraciones, los rechazos, etcétera, un arte vivo y magnífico surgió de él, desbordándolo... ¡Si pudiera estar aquí hoy! La verdad es indestructible. Por lo que se ve, la historia muestra (y lo mismo ocurre hoy) que el innovador suele ser condenado en cierta medida; generalmente según el grado en que se aleja de los modos de expresión predominantes, o como quieras llamarlo. El cambio siempre es difícil de aceptar. También vemos que esos innovadores siempre intentan revitalizar, ampliar y reconstruir el statu quo en sus respectivos terrenos, siempre que sea necesario. Muchas veces son rechazados, completamente marginados, considerados ciudadanos de segunda, etcétera. Precisamente por las sociedades a las que aportan tanto sustento. Muchas veces son personas que soportan graves tragedias personales en sus vidas. Sea cual sea el caso, aceptados o rechazados, ricos o pobres, siempre les guía esa gran constante eterna, la urgencia creadora
13. Enric Pardo y Lyona-La vida es corta y luego te mueres
La vida es corta, la alternativa es larga
14. Joaquín Reyes-Realidad a la piedra
¡Todo es efímero!
15. Haruki Murakami-Homes sense dones
La commoció que provoquen les morts recents és altament contagiosa i es converteix en una subtil tremolor que es transmet pel fil telefònic, torna a passar al so de les paraules i fa que el món vibri amb ella
16. Denis Johnson-Sueños de trenes
El primer beso lo hizo desplomarse por un agujero y salir por el otro lado del mundo donde le pareció que podría encontrar su lugar; como si hasta entonces hubiera estado forcejeando en contradirección y ahora diera media vuelta para seguir la corriente
17. Raúl Cimas-Demasiada pasión por lo suyo
¿ERES MÁS BIEN RARO? ...SIEMPRE HAY UNA PEÑA PARA TI
18. Mathias Énard-El alcohol y la nostalgia
…y descubrir una libertad que en realidad jamás había conocido, aparte de en los libros, en los libros que son mucho más peligrosos para un adolescente que las armas, pues me inocularon unos deseos imposibles de cumplir, Kerouac, Cendrars, o Conrad me hacían desear una partida infinita, amistades a vida o muerte a lo largo del camino y sustancias prohibidas para transportarnos, para compartir aquellos extraordinarios instantes en el camino, para arder en el mundo, ya no teníamos revolución, nos quedaba la ilusión del viaje, de la escritura y de la droga
19. John Irving-Personas como yo
Con qué facilidad pasa el tiempo cuando ya no queda, es increíble
20. Marisha Pessl-Última sesión
No creo en nada. ¿La religión? Humanos desesperados por firmar una póliza de seguros infinita. ¿La muerte? La gran nada. ¿El amor? Dopamina segregada en el cerebro que merma con el tiempo y solo deja desprecio
21. Roberto Bolaño-Nocturno de Chile
...en los sueños todo puede ocurrir y uno acepta
que todo ocurra. Los movimientos son diferentes. Nos movemos como gacelas o como el tigre sueña a las gacelas
22. Édouard Louis-Para acabar con Eddy Bellegueule
...tiempo malgastado en esperar que pasara el tiempo o, más bien, que llegase
23. Manuel Vilas-El hundimiento
Fuiste un hombre demasiado
incorruptible como para ser real
24. J.G. Ballard-La sequía
Un período interesante. Nada se mueve, pero ocurren muchas cosas
25. J.D. Salinger-Franny y Zooey
Ahora me encuentro estupendamente. Nunca me había sentido tan fantásticamente inestable en toda mi vida
26. Tom Perrotta-The Leftovers
[...] l'absència podia deformar el pensament, fer-te exagerar les virtuts i minimitzar els defectes de l'individu absent
27. A. G. Porta-Singapur
[...] no existe nada en este mundo exento de influencias
28. Donald Ray Pollock-Knockemstiff
Había crecido allí pero nunca me había sentido como en casa
29. Benjamin Black-Órdenes sagradas
A él le gustaba estar solo cuando se encontraba enfermo. Era una oportunidad para reflexionar, para ordenar sus ideas, para evaluar su vida
30. Roberto de Paz-Los Valientes
Piensa que es paradójico, que lo último que ha hecho pensando en los demás ha sido desaparecer
31. Tom Spanbauer-El hombre que se enamoró de la luna
[...] sus preferencias sexuales dependían de la persona, y no del sexo de esa persona
32. Denis Johnson-Árbol de humo
He llorado tanto que me han caído las lágrimas en las manos, hasta las mismas manos. Y luego he pensado, bueno, eso es un poema. Un poema no tiene que rimar. Solamente tiene que recordarte cosas y sacártelas de dentro
33. Martin Amis-El libro de Rachel
En realidad no es que tengamos problemas, sino que poseemos una tremenda capacidad para sentir ansiedad en relación con esos problemas
34. Charles Bukowski-Toca el piano borracho como un instrumento de percusión hasta que los dedos te empiecen a sangrar un poco
es el orden de las cosas: a todos
nos dan a probar la miel
luego el cuchillo
35. Charles Bukowski-Los días corren como caballos salvajes por las montañas
después de tanto tiempo practicando la muerte y aún no sé nada de ella
36. Emilio Losada-Ventajas de estar en la ruina
Le pregunté a la librera:
¿Dónde está la poesía?
Unos segundos de incertidumbre
y las carcajadas se nos empezaron a caer de la boca
37. Gonçalo M. Tavares-El señor Breton y la entrevista
[...] un verso, cuando es fuerte y bueno, viene sin nada atrás, sin recorrido; surge del cero
38. Gonçalo M. Tavares-El señor Valéry y la lógica
Es que sólo consigo descansar si no tengo que decidir nada, y para que eso ocurra es indispensable que no existan opciones
39. Gonçalo M. Tavares-El señor Calvino y el paseo
Abrió el diario. Se irritó, pero no demasiado. Para él era muy claro:
-Esto no es un país, es un negocio
40. Gonçalo M. Tavares-El señor Walser y el bosque
Cómo percibía entonces que todo su recorrido de hombre hecho nada le había traído de juicio contenido
41. Gonçalo M. Tavares-El señor Kraus y la política
El señor Kraus salió del diario bien dispuesto. Sabía que en los tiempos que corrían (¿hacia atrás?, ¿hacia el costado?) "la única forma de comentar la política era la sátira"
42. Gonçalo M. Tavares-El señor Eliot y las conferencias
El lector diría: este verso es absurdo; y el escritor diría: este lector es imbécil
43. Gonçalo M. Tavares-El señor Swedenborg y las investigaciones geométricas
No me arrepiento de mi pasado.
Aproveché el Miedo...
...para cambiar mi forma...
...y acercarme a aquello que desconozco.
44. Stewart Home-Memphis underground
[...] la devastación militar se ha convertido en la forma que Washington tiene de divulgar la democracia por el mundo
45. Gonçalo M. Tavares-El señor Juarroz y el pensamiento
Al señor Juarroz le gustaba organizar su biblioteca de manera secreta. A nadie le gusta revelar los secretos íntimos.
46. Kurt Vonnegut-Dios le bendiga, Mr. Rosewater o echando margaritas a los cerdos
Aunque no os amen y os olviden, sed razonables
47. Gonçalo M. Tavares-El señor Henri y la enciclopedia
...estoy bromeando con usted. Vuestra excelencia no entiende mi humor, es un iletrado, un analfabeto, un imbécil
48. Eduard Márquez-L'últim dia abans de demà
El que passa és que això de morir-se només té una cosa bona. Com tothom s'entesta a fer net, no paro d'endur-me sorpreses
49. Richard Brautigan-El monstruo de Hawkline. Un Western Gótico
Su pasión no les dejó tiempo para encender el fuego de la chimenea
50. Francesc Torralba-Los maestros de la sospecha: Marx, Nietzsche, Freud
La refutación apresurada es un intento de describir la casa tras haber visto tan solo la fachada
51. Jaime Gil de Biedma-Las personas del verbo
Como libros leídos han pasado los años
que van quedando lejos, ya sin razón de ser
-obras de otro momento.
52. Philip K. Dick-Laberinto de muerte
Recuerdo una píldora cuyo efecto secundario, si uno ingería una sobredosis, consistía en convulsiones, coma y muerte. Y en la bibliografía, después de mencionar las convulsiones, el coma y la muerte, decía: «Puede crear hábito». Lo cual siempre me causó gracia. —Se rió de nuevo, y luego se hurgó la nariz con un dedo velludo y oscuro.— Es un mundo extraño —murmuró—: Muy extraño.
53. Roberto Bolaño-El Tercer Reich
-¿Sigues visitando la biblioteca, Quemado?
-Sí.
-¿Y sólo sacas libros de guerra?
-Ahora sí, antes no.
-¿Antes de qué?
-De empezar a jugar contigo.
-¿Y qué clase de libros sacabas antes, Quemado?
-Poemas.
-¿Libros de poesía? Qué hermoso. ¿Y qué clase de libros eran ésos?
El Quemado me mira como si estuviera frente a un paleto:
-Vallejo, Neruda, Lorca... ¿Los conoces?
-No. ¿Y aprendías los versos de memoria?
-Tengo muy mala memoria.
-¿Pero te acuerdas de algo? ¿Puedes recitarme algo para que me haga una idea?
-No, sólo recuerdo sensaciones.
-¿Qué tipo de sensaciones? Dime una.
-La desesperación...
-¿Ya está? ¿Eso es todo?
-La desesperación, la altura, el mar, cosas no cerradas, abiertas de par en par, como si el pecho te explotara.

2015 Reading Challenge

2015 Reading Challenge
Jordi has read 0 books toward his goal of 50 books.
hide

Felices los que son felices

Hoy ha salido a la venta el nuevo trabajo de El Último de la Fila. Sí, aunque pueda parecer un recopilatorio, que no lo es, para mí es su nuevo trabajo y así debería ser considerado por todo el mundo.
Esta mañana no he podido esperar más y he convencido a Silvia para que me adelantara el regalo de Navidad (mi impaciencia infantil se ha visto reforzada por Magali cuando me ha dicho que hoy era el día universal del niño, y es que no logro acostumbrarme aún a ser adulto).
Así que sin pensarlo mucho me he acercado a la única tienda de discos que tenemos en Terrassa, en Hdscollectors y, con sumo gusto, he desembolsado 36€, un precio bastante razonable teniendo en cuenta lo que contiene la caja Historia de una banda (autobiografía sónica).
Voy a parecer un fan histérico, lo sé, me da igual, lo soy. Llevo horas sintiendo una emoción enorme. El Último de la Fila nos ha brindado un regalo brutal, tengo los sentimientos a flor de piel; rememorar esos conciertos (y fueron tantos, pero tantos, qué locura, y yo era tan joven...) no tiene precio.
Hay que tener en cuenta que empecé a seguir a este grupo cuando iba a octavo de EGB, y que gracias a un compañero en FP me aprendí todas las canciones de Los Burros. Luego llegaron los conciertos, que como ya he dicho fueron muchos, primero con los amiguitos de la adolescencia y más tarde con los de la edad más adulta (aunque aún era un pimpollo), pero recuerdo con especial cariño los que vimos en Zeleste con Paco.

Debo hacer una pausa, en serio, en estos momentos mientras tecleo esta entrada escucho al mismo tiempo uno de los dos discos en directo y soy incapaz de concentrarme.

En 1991, un servidor trabajaba en una tienda de discos en Vic. Tenía entonces dieciocho años. Un día estaba agachado bajo el mostrador ordenando novedades cuando mi compañero de trabajo, Xavi, me dijo que acababa de entrar un cliente y que si lo podía atender. Me sorprendió porque nunca me había pasado un cliente de esa manera y lo más raro era que él no estaba atendiendo a nadie en ese momento. Cuando me levanté me encontré delante a Manolo García, un cliente excepcional. Xavi conocía mi afición por El Último de la Fila, fue muy generoso por su parte, como ahora cuando Neymar le pasa el balón a Suárez pudiendo ser él quien logra el gol. Recuerdo que le vendí en cassette los Use Your Illusion I y II de Guns N' Roses y el Shepherd Moons de Enya. Yo intenté esconder mi admiración por él, no le pedí autógrafo alguno ni le conté que era un fan que se desgañitaba cantando sus canciones en la habitación con el volumen de mi equipo a todo trapo, en trayectos en coche, tren etc. yendo con amigos, o cuando trabajaba en la radio y me dedicaba temas a mí mismo, o cuando cantaba en la ducha y sobre todo en sus conciertos. Pero sí le comenté que entonces todavía se vendían mucho los discos de Los Burros, y aquello le dejó algo sorprendido, no sabía que aún se reeditaban.
Esta vez han grabado de nuevo canciones de Los Burros (Kloruro Sódiko) para esta caja, para esta edición especial que es una auténtica delicia. Se han reunido de nuevo, algo que parecía totalmente improbable, han remasterizado el primer disco de Los Rápidos (con dos canciones más de regalo inéditas: SIN RUMBO y TAXI), han grabado un disco nuevo de Los Rápidos (Pienso Luegoexisto) con 12 canciones y, por primera vez, aparecen oficialmente dos discos en directo de la gira del 95, más cuatro temas en directo de la gira del 93 y la reinterpretación en estudio de AVIONES PLATEADOS, SARA y LLANTO DE PASIÓN.
Cinco CD's dentro de una caja acompañada de un libro con fotografías, letras de las canciones... un autentico lujo para coleccionistas. Pero es con las grabaciones de los conciertos donde más me emociono, donde aparece la piel de gallina, los ojos a punto de desbordarse. Mis canciones favoritas están ahí, en concierto: COSAS QUE PASAN, LA RISA TONTA, INSURRECCIÓN, LOS ÁNGELES NO TIENEN HÉLICES, A VECES SE ENCIENDE, CANTA POR MÍ, UVA DE LA VIEJA PARRA, MAR ANTIGUO, CUANDO EL MAR TE TENGA y un largo etcétera donde sólo echo de menos (de momento) NO ME ACOSTUMBRO.

Gràcies Silvia, Gracias Manolo y Quimi, gracias, gracias, gracias.

Mi emoción es comparable al seguidor que ve como su equipo de fútbol llega a la final de champions; incluso me atrevería a decir que aún más.


Momentos que dejan huella

Momentos de Gonçalo M. Tavares, de El barrio y los señores:


[...] un verso, cuando es fuerte y bueno, viene sin nada atrás, sin recorrido; surge del cero. 
(El señor Breton y la entrevista)
Casi me arriesgaría a decir que hay hombres que son más orgullosos que otros porque engulleron ciertos versos. 
(El señor Breton y la entrevista)
El señor Kraus salió del diario bien dispuesto. Sabía que en los tiempos que corrían (¿hacia atrás?, ¿hacia el costado?) "la única forma de comentar la política era la sátira". 
(El señor Kraus y la política)







Momentos de Denis Johnson, de Árbol de humo:


[...] el siguiente paso será que los burócratas cínicos y hastiados, locos por el poder y obsesionados por sus carreras, empiecen a usar los servicios secretos para influir sobre la política. 


«¿Le gusta a usted contar mentiras?».
«Sí», habría contestado siendo fiel a la verdad. 

En aquellas noches húmedas que tenían la temperatura del aliento humano sentía una pena demoledora y soñolienta, nacida, estaba segura, de la indulgencia hacia sí misma: una autocompasión lenta, calurosa y tropical. Necesitaba salir de sí misma, encontrar a otra gente, necesitaba sus responsabilidades en el campo. O bien se hundiría. Se pudriría bajo la superficie. Sería devorada por aquella tierra. Florecería en forma de nueva violencia y desesperación.


He llorado tanto que me han caído las lágrimas en las manos, hasta las mismas manos.
Y luego he pensado, bueno, eso es un poema. Un poema no tiene que rimar. Solamente tiene que recordarte cosas y sacártelas de dentro.




The Leftovers, de Tom Perrotta

La veritat és que no m'agrada escriure ressenyes negatives. Si un llibre m'agrada molt o hi ha parts que em deixen bocabadat, llavors sí, escric una ressenya o directament comparteixo un fragment.
Avui faré una excepció, i no sé ben bé què m'empeny a fer-ho. Potser només ganes d'escriure sobre The Leftovers (les sobres) de Tom Perrotta, una novel·la de 2011 i que el mateix Perrotta i Damon L. Lindelof van convertir en sèrie de televisió per HBO al 2014; o potser la necessitat de continuar parlant d'aquest llibre perquè m'he sentit decebut i tot el que llegeixo sobre el mateix són bones crítiques, o potser només vull reivindicar altres propostes que al meu parer són força millors.
De la sèrie encara no en puc dir res, no l'he vist. Tinc bones referències, així que en breu la començaré a mirar. Pot semblar contradictori que vulgui seguir la sèrie que s'ha basat en una novel·la que no m'ha agradat, però és que també he de dir que a The Leftovers, el llibre, hi ha força idees interessants i penso que moltes trames mereixen ser resoltes o certa continuïtat.
La novel·la té un bon inici, però en les següents pàgines i fins al final no passa res que faci de The Leftovers una obra millor que Fi de David Monteagudo.
Fi sí em va agradar, i molt. Parlo ara de Fi perquè té moltes coses en comú amb The Leftovers i perquè no va rebre massa bones crítiques. Per cert, va ser publicada al 2010.



Milions de persones han desaparegut de la Terra de cop i volta. Sense avís. Sense motiu. Alguns dels que queden hi busquen explicacions científiques, però els més fanàtics creuen que es tracta d'un esdeveniment religiós i proliferen tota mena de sectes. En Kevin Garvey, l'home concret davant l'abstracció, procura mantenir una aparença de normalitat malgrat que la seva pròpia família s'està desintegrant: la seva dona s'ha unit al Residu Culpable, una secta local que traspua problemes, i el seu fill Tom segueix un profeta anomenat Sant Wayne. Només queda la seva filla, la Jill; però ja no és la noia dolça que ell coneixia. 


Té molt bona pinta, oi? Als que ens agraden les narracions distòpiques ens posen aquest argument com a esquer d'un llibre, pel·lícula o sèrie i ens hi llancem de cap.
De la mateixa editorial, Edicions del Periscopi, una editorial que m'encanta pels seus bonics dissenys i la tria de títols, ja vaig fer la ressenya de La Peixera de Maiol de Gràcia Clotet, una obra que em va deixar absolutament sorprès i meravellat. I la cito perquè també és una historia distòpica però, al meu entendre, molt més madura, amb més profunditat.

Per això penso que potser la sèrie pot omplir aquestes mancances que té la novel·la. Perquè a mi, sincerament, m'ha semblat massa teen movie. Pot agradar sobretot a aquells que van ser adolescents als noranta i gaudien de Sensación de Vivir. Semblarà una comparació d'un poca-solta, però és que no entenc com pot ser que tot el pes de la història el portin un parell d'adolescents més preocupats per si agraden o no als més populars de l'institut quan partim d'un inici espectacular, amb petites històries que només treuen el cap i podrien ser genials, amb personatges interessants als que podria haver exprimit molt més, amb l'aparició de varies sectes, amb una confessió final de la Nora, que per mi, és el personatge més important. A favor de The Leftovers diré que et manté enganxat perquè sempre sembla que passarà alguna cosa bèstia, però en contra diré que només aconsegueix que senti empatia per algun personatge en algun moment on la tristesa és aclaparadora.
He sentit que sí, que he perdut el temps. Hauria pogut invertir-lo mirant la sèrie o llegint altres llibres que tinc pendents (i són molts). No puc recomanar The Leftovers, i em sap greu.

Comentarios recientes

ir arriba