Momentos que dejan huella

Momentos de Gonçalo M. Tavares, de El barrio y los señores:


[...] un verso, cuando es fuerte y bueno, viene sin nada atrás, sin recorrido; surge del cero. 
(El señor Breton y la entrevista)
Casi me arriesgaría a decir que hay hombres que son más orgullosos que otros porque engulleron ciertos versos. 
(El señor Breton y la entrevista)
El señor Kraus salió del diario bien dispuesto. Sabía que en los tiempos que corrían (¿hacia atrás?, ¿hacia el costado?) "la única forma de comentar la política era la sátira". 
(El señor Kraus y la política)







Momentos de Denis Johnson, de Árbol de humo:


[...] el siguiente paso será que los burócratas cínicos y hastiados, locos por el poder y obsesionados por sus carreras, empiecen a usar los servicios secretos para influir sobre la política. 


«¿Le gusta a usted contar mentiras?».
«Sí», habría contestado siendo fiel a la verdad. 

En aquellas noches húmedas que tenían la temperatura del aliento humano sentía una pena demoledora y soñolienta, nacida, estaba segura, de la indulgencia hacia sí misma: una autocompasión lenta, calurosa y tropical. Necesitaba salir de sí misma, encontrar a otra gente, necesitaba sus responsabilidades en el campo. O bien se hundiría. Se pudriría bajo la superficie. Sería devorada por aquella tierra. Florecería en forma de nueva violencia y desesperación.


He llorado tanto que me han caído las lágrimas en las manos, hasta las mismas manos.
Y luego he pensado, bueno, eso es un poema. Un poema no tiene que rimar. Solamente tiene que recordarte cosas y sacártelas de dentro.




Comentarios recientes

ir arriba