En defensa de los animales

-Nuestra humanidad no se mide por cómo tratamos a los demás: Nuestra humanidad se mide por cómo tratamos a los animales. Los animales son nuestra forma de definir a los humanos. Sin animales no habría humanidad 
(Chuck Palahniuk; Fantasmas)

-...pero los seres humanos sólo son un animal y evolucionarán hasta ser otro animal, y ese animal será más listo y meterá a los seres humanos en un zoo, como nosotros metemos a los chimpancés y a los gorilas en el zoo
(Mark Haddon; El curioso incidente del perro a medianoche)

-"la vida no vale nada, pero nada vale una vida", "estamos en el zoológico, pero los visitantes no somos nosotros" 
(Julio Cortázar; Los premios)

-El modo de valorar el grado de educación de un pueblo y de un hombre es la forma como tratan los animales.
(Thomas Edison)

-La vida no es manera de tratar a un animal
(Kurt Vonnegut) 

Esborrany: primer intent, segona part

¿VAL MÉS BOIG CONEGUT QUE SAVI PER CONÈIXER?

El meu pare sempre va ser aficionat a les càmeres. No, no és veritat. Només les comprava. Comprava càmeres, joguines i d'altres andròmines que després mai no feia servir i que, a més a més, les guardava amb un zel que m'indignava. Sempre va ser un comprador compulsiu.
Tot indica que res ha canviat.

Jo, tot i ser una mica pallús, amb només sis anys ja arribava a la conclusió innocent que el meu pare hauria pogut invertir els malaguanyats diners, alguna que altra vegada, en coses més útils i no només en els seus capricis. Desitjava que se'ls gastés, per posar un exemple, en joguines per a mi i per a la meva germana o, com a mínim, que ens comprés alguna cinta de casset (jo ja n'estava ben tip d'escoltar sempre Formula V al cotxe).
Però noi, s'havien capgirat els papers; jo era l'adult que agafava de la mà a un nen de trenta anys per acompanyar-lo a les botigues de joguines. Ell badava més que no pas jo i només recuperava de nou el seu rol d'adult quan en el moment de pagar deixava en el taulell tot el que havia triat i esperava el seu torn amb la bitlletera en una mà mentre amb l'altra encenia una cigarreta. Quan sortíem de la botiga es transformava de nou en un nen feliç, amb una bossa plena de cotxes i trens a la mà.
Aquestes joguines acabarien invariablement tancades amb cadenat en un armariet blanc amb una creu vermella pintada a la porta i que en altre temps havia fet la funció de farmaciola. Un armari al que mai jo no hi tindria accés. És ben absurd com posava tot aquest afany en amagar les joguines i en canvi em vaig iniciar ben aviat en el món del sexe gràcies a la seva despreocupada manera d'ocultar les seves revistes per adults. També vaig adquirir l'afició a llegir, tot s'ha de dir, perquè sempre duia a sobre alguna novel·la de l'oest de Marcial Lafuente Estefania o Silver Kane. De fet vaig llegir abans històries de vaquers que El Zoo d'en Pitus.
¡Mira que en va arribar a posseir de càmeres! Potser encara les conserva el pobre beneit. Però no les utilitzava. Era feliç quan malbaratava els diners i prou. Un diumenge esborradís de primavera, a principis dels vuitanta, és un dels pocs dies que en comptes d'anar al bar a fer un vermut va decidir sortir a passejar i fer-nos una sessió fotogràfica (suposo que va ser la meva iaia qui va tenir la brillant idea). En aquelles velles imatges tots dos anem vestits amb unes pintes horroroses, però el pitjor és que ens va fer posar enmig d'unes vinyes i aquest detall fa que encara se'ns vegi més patètics; jo amb corbata de pell vermella i descansant una mà en un cep i la meva germana recolzada a la meva espatlla són, per dignitat, els únics punts que m'atreveixo a descriure. Quan les he tornat a veure, en comptes d'un babau hi veig a un freak, però eren els vuitanta i tothom feia més o menys la mateixa fila. Encara que ho sembli no dic tot això amb rancúnia. No n'hi guardo gens. Només exposo els fets. En el fons està tot perdonat. Em fa més bé no tenir cap ressentiment. Però també és veritat que és absolutament necessari explicar tot això perquè s'entengui tot plegat.

Un granito de arena por Yanay

En este blog hay (había) bloques de publicidad. Mi intención era retirar los anuncios una vez llegara al mínimo (los he retirado) que se necesita para cobrar el primer cheque. No me gusta la publicidad y aún no sé qué me empujó a aceptarla. Pero ahora, después de conocer la situación de Yanay, he decidido que donaré todo el dinero que genere a su familia ingresándolo en una de las cuentas que figuran en su blog (tengo acumulados a día de hoy 46.38 €, no es mucho dinero, pero ya es todo para Yanay. 
"Hace un año me diagnosticaron un cáncer infantil (Neuroblastoma abdominal estadío 4) con pronóstico muy desfavorable y esperanza de supervivencia inferior al 30%.
Después de un año de tratamiento en el Hospital de La Vall d’ Hebrón de Barcelona he superado con éxito las tres primeras fases del tratamiento, con ciclos de quimioterapia, transplante de médula y radioterapia. 
Ahora, a través del hospital de Sant Joan de Deu de Barcelona podemos acceder a un tratamiento de inmunoterapia que aumentan mis esperanzas de supervivencia a más del doble del actual.
Actualmente estoy en las condiciones médicas indicadas para poder iniciar el tratamiento y el equipo médico aconseja hacerlo cuanto antes. Este tratamiento sólo se administra en un hospital de EEUU (Memorial Sloan Katerin Cancer Center of New York) y cuesta 200.000€.
Desde el mes de mayo de este año CatSalut no se hace cargo de cubrir el coste del tratamiento y debemos recurrir a la financiación privada para poder tratarme."
EL BLOG DE YANAY 
más información aquí 
Grupo Facebook aquí
Nota a 4 de agosto de 2010: 
¡Se ha conseguido! Yanay podrá recibir el tratamiento gracias al apoyo y a la solidaridad. Desde aquí ofrecí un granito de arena y la respuesta ha sido brutal. Todavía no he recibido el cheque pero en cuanto llegue os informo de la cantidad. Como explican en el blog de yanay todo el dinero que exceda de lo necesario para su tratamiento será donado a diversas asociaciones y fundaciones relacionadas con el tratamiento y ayuda a niños con cáncer.
Gracias a todas y a todos.

Hay calles, hay historias

No deja de sorprenderme cuando al entrar en el vagón del tren de las siete y diez de la mañana y, a pesar de que es la segunda estación del recorrido, los asientos ya estén casi todos ocupados; todavía faltan doce estaciones hasta llegar a mi destino y obviamente aún debe quedar por subir mucha gente. Siempre me ha parecido injusto. Un agravio comparativo. Y más teniendo en cuenta el precio de los billetes. No es normal que yo pueda ir sentado porque he subido en una de las primeras estaciones y que muchos pasajeros deban viajar de pie pagando lo mismo.

Cuando salgo a la calle me encuentro todo lo contrario: a esas horas de la mañana, siete y cuarenta y cinco minutos, la ciudad abre sus ventanas y somos pocos los que andamos por las aceras. Las persianas de algunos comercios están medio subidas (o medio bajadas, según cómo se mire) mientras transportistas tan ojerosos como yo les entregan género. Hay movimiento en los quioscos y en las cafeterías, poco más. Pero lo que más me asombra de entre esa veintena de personas con las que me cruzo hasta llegar a mi destino, es que media docena de ellas ya están hablando con el móvil de esa forma que uno habla con el móvil cuando habla con un ser querido, un amigo o con su pareja, y me pregunto qué pueden contar de buena mañana cuando apenas distan minutos desde que se han levantado.

Hay calles con historia, calles que esconden historias y también historias que se esconden en calles.
A mis 37 años sigo leyendo palabras por primera vez: ordalía, cellisca... y me siento afortunado.
Bill Callahan me susurra "I started telling the story without knowing the end" al oído. No es casualidad, pienso. Yo también empiezo a escribir muchos posts sin conocer el final. A veces no conozco el principio y otras empiezo por el nudo sin saber siquiera qué quiero contar. El disco de Callahan salió el 14 de abril de 2009, el día que cumplí los 36. Siempre pensé que moriría al llegar a esa edad y sin embargo renací. Ya he sostenido el LP en vinilo "Sometimes I Wish We Were an Eagle" dos veces entre mis manos, a la tercera me lo llevo a casa.

A buen entendedor...

Nunca he sentido el momento en que perdía a un amigo, de la misma manera que tampoco he sido jamás consciente del momento en el que ganaba uno.
Hubo una cena. Es cierto. Una cena en la que sí percibí que se derrumbaba todo. Pero ya se intuía tiempo atrás.
También hay cenas en las que uno piensa "de aquí nacerá una buena amistad", pero muchas veces el vino nos hace ver, hablar y oír las cosas de otra manera.
La amistad está sobrevalorada y en demasiadas ocasiones forzada -se pretende mantener a toda costa- y, es entonces, cuando pierde toda su esencia.

Todo debe fluir de forma natural. Todo.

cuando solo flotas
sin mas que pensar ...
fluir sin un fin, mas que
fluir.....  

 
(Río Babel - Gustavo Cerati)


Hoy me siento mareado. Temeroso de desmayarme en cualquier momento. Cansado. Aun así no puedo levantar la vista de la página 124; la leo una y otra vez. No quiero interrumpir la lectura. "El juego favorito" es el complemento perfecto a "El guardián entre el centeno", no es de extrañar pues que se la haya comparado en muchas ocasiones. Aunque la novela de Cohen, a diferencia de la de Salinger, la leo como una obra poética. Es inevitable ver a Leonard Cohen como narrador y protagonista en el papel de Lawrence Breavman. Inevitable, también, imaginar la profunda voz de Leonard Cohen cuando Breavman habla.
En la página 124 se despiden dos amigos. En mi caso nunca hubo despedida. Creo que ésa es la razón por la que me he detenido más de la cuenta en la lectura. Por eso y por la belleza con la que se describe:





Los edificios eran tan familiares, la calle tan conocida. Hasta Gautama lloró cuando perdió un amigo. Mañana, nada sería igual. Apenas podía comprender eso. Habría sido como soltar una excavadora en el corazón de la ciudad. No eran la clase de gente que se escribe cartas.

(El juego favorito - Leonard Cohen (1963))

El solipsismo está de moda

.Los personajes de mi proyección solipsista tienen demasiado elevado el nivel de susceptibilidad. Lo suelto y me quedo tan ancho. Pues sí. Todos forman parte de mi narración. Nosotros no fuimos pioneros en nada. Ni nosotros ni los que nos inspiraron.

.Facebook:
-llevo unos días que cuando abro la boca o escribo algo me saltan a la yugular...
-ayyyy, eso es pq tienes la yugular apectecible,jajajajaja



.He terminado de leer Mundo Maravilloso y como siempre, cuando leo algo de Javier Calvo, me quedo como cuando salgo del cine después de ver una película que me sorprende: me parece ver aún a los personajes continuando sus vidas, me imagino la secuela -que no la necesita- pero la imagino.

.El 23 de julio se estrena, por fin, Mr. Nobody. No se la pierdan si disfrutaron con Synecdoche, Adaptation, Cómo ser John Malkovich o ¡Olvídate de mí!



.Leyendo a Leonard Cohen:
Los niños muestran sus cicatrices como medallas. Los amantes las usan como secretos a revelar. Una cicatriz es lo que ocurre cuando el mundo se hace carne. Exhibir una herida, las orgullosas cicatrices de un combate, es fácil. Mostrar un grano es difícil.
de "El juego favorito"

.Conversa al Facebook:
Marta: Avui començo "Fi" de David Montegudo, el meu llibreter, que em coneix com si m'hagués parit, també m'ha dit que m'enganxarà molt, que bé! Però saps que m'ha dit també? Que no m'agradarà el final... estaré tot el llibre amb l'espectativa!
Lluis: NO PROBLEM, arrenca les ùltimes pàgines hi ja està
Marta: Això! Sóc molt valenta, mai em miro el final d'un llibre, perdria tot l'encant
Jordi: Ja saps la meva opinió ;) Però quan l'acabis en parlem. Gaudeix del trajecte i no del Fi

.La chica que entró con Matadero Cinco bajo el brazo ha venido hoy con una lista de novelas de Vonnegut para que le recomendara alguna, un verdadero placer ;)

.Harvey Pekar, autor de la serie de libros “American Splendor”, falleció a la edad de 70 años el pasado 12 de julio. En los 90 superó un linfoma y de la experiencia escribió junto a su mujer el libro Our Cancer Year (Nuestro Año del Cáncer) que sirvió de base para la película “American Splendor”.

Interesante...

- En The Playlist nos cuentan que David Lynch pide ayuda a sus fans para emprender un nuevo proyecto. Pide 50$ y a cambio envía un autorretrato abstracto o una camiseta con dicho autorretrato estampado.
Yo pagaría esos 50$ a cambio de un garabato original dibujado por Lynch, pero por una camiseta o un poster...

Potser

A qui vull enganyar. Porto uns dies que estic neguitós. Els nervis estan justificats, però llavors em pregunto si no hauré perdut l'empenta de la que tant en presumia darrerament. Em pregunto si tot plegat no era un fals optimisme per amagar pors i records i diàlegs posposats.

"Hem de ser positius i no preocupar-nos fins que no tenim el problema al davant."
"No hem d'esperar res, així tot el que arribi serà l'hòstia."
"Posa't en el pitjor dels casos, no creus que tens suficient força i experiència per sortir-te'n?"
He après de memòria aquestes frases, aquests consells. Els dono als que m'estimo si crec que els necessiten. Però, com passa sovint, el que aconsellem als altres no ho duem a terme a la nostra vida. O, ho duem a terme però no som constants.
També repeteixo la mateixa narració a qui vaig trobant pel carrer o en un concert quan em pregunten com em va la vida. Explico les mateixes coses però cada vegada de forma més abreviada. El principi l'explico al final, el nus al principi, i el final al nus. Tota l'experiència resumida en cinc minuts en mode aleatori. Tinc la necessitat de parlar-ne, però no vull cansar a ningú ni transmetre res negatiu.
Potser només és que avui no tinc el dia. Potser necessito escopir tot això. Potser necessito parlar més del que em pensava. Potser escolto massa i parlo poc. Potser aconsello massa. Potser em fico on no em demanen. Potser em preocupo més del compte per coses que s'han d'acceptar tal com són. Potser compraré un pop. Potser...

Fin de David Monteagudo

He leído en muchos foros, en comentarios de blogs y en más de una crítica que el final de "Fin", la primera novela de David Monteagudo, es decepcionante. Todos coinciden en que la lectura les atrapó, que no podían dejar de leer pero que el desenlace no está a la altura del resto de la novela. He leído a gente que se atreve incluso a llamar al autor tramposo. Hay que recordar que se trata de un autor novel. Un señor que escribe en sus horas libres, las pocas de las que debe disponer después de trabajar ocho horas en una fábrica de cartonaje en Vilafranca del Penedès, y aun así, ha escrito una historia fantástica y adictiva como si de un novelista experimentado se tratase.

Para mí "Fin" es un muy buen libro y discrepo de la opinión generalizada sobre el final del relato. Me ocurre un poco lo mismo que con la serie LOST. Creo que el final es redondo, rotundo y no necesita más explicación que la que le quieran dar los personajes durante su aventura. Mientras uno lo lee se hace las mismas preguntas que el grupo de amigos que protagonizan esta narración y se sorprende al igual que ellos mientras van ocurriendo cosas extraordinarias a su alrededor.
Diría muchas más cosas sobre lo que sentí en los tres días que devoré este libro; conclusiones a las que llegué o cómo me imaginé viviendo con los personajes su apocalíptico viaje. Pero entonces lanzaría demasiados spoilers y fastidiaría la sorpresa a los que aún no la han leído. Sí, es un libro con sorpresas.
Entre otras novelas me recordó a Mecanoscrit del segon origen de Manuel de Pedrolo, El país de las últimas cosas de Paul Auster o La Carretera de Cormac McCarthy.
Por cierto, el final de una novela, la última página, no suele ser la parte donde uno encuentra el desenlace.
Me gustan los finales abiertos, las historias que abren nuevas historias, narraciones que se van por las ramas creando nuevos argumentos y te hacen pensar, deducir, formar parte del trabajo creativo del escritor obligándote a imaginar qué nuevos rumbos tomarán sus personajes. Usar la cabeza y que no te lo den todo hecho. Eso es FIN.

Cinc reflexions

. M'agradaria començar tots els posts d'una manera més positiva. Un parell d'entrades enrere he començat amb un "no" en dues d'elles. No vull utilitzar el "no" però l'utilitzo. M'agradaria fer com els japonesos. Crec que el "no" el fan servir en comptades ocasions.

. Quatre anys esperant aquest final. Un final que ja coneixíem. És com anar a veure una pel·lícula de terror i esperar un final feliç o romàntic. Ara que ja sabem què som per a la resta d'Espanya, ens cal saber què som o volem ser per a nosaltres.



. Per llegir o per estar davant de l'ordinador o per veure una pel·lícula he de portar ulleres. El que més em preocupava era com havia de netejar-les. Mai acabaven de quedar netes. Fins que em van recomanar posar-les sota l'aixeta i fregar amb una gota de sabó.

. Ahir volia anar al centre per a veure a Estúpida Erikah. Però després de sopar em vaig quedar com mort al sofà. No ho entenc. Portava dies esperant el concert i em moria de ganes de veure'ls. Encara no sé com va anar; en Huete punxava, mentre el grup tocava, a sobre d'una de les cançons. Espero que algú ho hagi enregistrat.

. Tinc mal de cap. No sé si són nervis o què. Però em sento bé, estic animat i segueixo pensant que visc un moment dolç. Això mateix li vaig dir ahir a la directora de la caixa esperant que em tornés la comissió de manteniment del meu compte. Hem de queixar-nos d'una forma positiva. Funciona.

Retweets

OscarAndreu
El cartell més inquietant que pot penjar un podòleg a la consulta: "No admitimos talones"

RT @Buenafuente: Villa es del Barça, no?. Ah vale, vale....

Quimkong
Això ja pertany a El club del chiste? RT @3cat_ultimahora: Fraga: "Aquest Estatut no val. Visca Espanya!" http://bit.ly/chDJDu

Comentarios recientes

ir arriba